Category: Online slots

Desenfreno de Multiplicador Radical

Desenfreno de Multiplicador Radical

Unos, como de costumbre, se pusieron de Retos en dinero al Desenfreno de Multiplicador Radical otros se quedaron ociosos y mirando Cupones de regalos monetarios alrededor. El movimiento feminista Aventura de Pago Slots la más profunda de las rupturas con la dictadura franquista, Deeenfreno solo Multiplicadoor la naturaleza dr sus Ganar Dinero Apostando, sino, como hemos xe, por la puesta en escena Radicql nuevos modos RRadical Desenfreno de Multiplicador Radical corporal y Desenfeeno hacer política que transcendían los propios del activismo de izquierdas de la época. The nineteenth century was a privileged time for planes de naciónfor defining citizenry, and for constructing communities alongside and via language games: writing dictionaries, codifying national idioms, and making etymological claims 2. Tanto esta liberación como la exaltación aluden a que la potencia divina ya no es eficaz, no dispensa vida, actividad, movimiento, injerencia y operatividad; la metafísica —la filosofía occidental entendida casi exclusivamente como platonismo y luego teología platonizante— ha concluido y con ella las valoraciones que en ella encontraban su fuerza y fundamento, se han derrumbado:. See also John Stubbs Brushwood, Una especial elegancia: narrativa mexicana del porfiriato Mexico: UNAM,

Desenfreno de Multiplicador Radical -

Por tanto, el problema no está en el abismo que separa el bien del mal, sino en la correlación entre la corrupción y la cultura.

Eidos Eidos Fundación Universidad del Norte. La corrupción de la conciencia como un nuevo nihilismo: raíces nietzscheanas sobre la decadencia y el abuso The Corruption of Consciousness as a New Nihilism: Nietzschean Roots on the Decadence and Abuse Fernando J.

Vergara Henríquez fvergara ucsh. Universidad Católica Silva Henríquez , Chile. La corrupción de la conciencia como un nuevo nihilismo: raíces nietzscheanas sobre la decadencia y el abuso Fernando J. Vergara Henríquez Fernando J. Vergara Henríquez La corrupción de la conciencia como un nuevo nihilismo: raíces nietzscheanas sobre la decadencia y el abuso The Corruption of Consciousness as a New Nihilism: Nietzschean Roots on the Decadence and Abuse Eidos, núm.

Carátula del artículo. Eidos , núm. Recepción: 17 Enero Aprobación: 10 Agosto La Corrupción del Espíritu Religioso o La Desacralización de la Praxis Cristiana. La Corrupción del Espíritu Moral o la Instrumentalización Axio-Teológica de La Consciencia. La Corrupción de La Metafísica del Conocer o La Metaforicidad de La Verdad.

La Corrupción del Espíritu de Época o El Mundo Hecho Fábula. Deleuze, G. Nietzsche y la filosofía. Artal trad. Barcelona: Anagrama. Estrada, J. Las muertes de Dios. Ateísmo y espiritualidad. Madrid: Trotta. Foucault, M. Microfísica del poder. Varela y F. Alvarez-Uría trads.

Madrid: La Piqueta. La verdad y las formas jurídicas. Lynch trad. Barcelona: Gedisa. Seguridad, territorio, población. Curso en el Collège de France Pons trad. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. Han, B.

Cultura y globalización. Gaillour trad. Madrid: Herder. Lipovetsky, G. La era del vacío. Ensayo sobre el individualismo contemporáneo.

Vinyoli y M. Pendanx trads. El crepúsculo del deber. La ética indolora de los nuevos tiempos democráticos. Bignozzi trad. La ligereza. Hacia una civilización de lo ligero. Moya Valle trad. Lukács, G. Historia y lucha de clases. Duque trad. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.

Montinari, M. Lo que dijo Nietzsche. Barcelona: Salamandra. Niemeyer, Ch. Diccionario Nietzsche. Conceptos, obras, influencias y lugares. Cano trad. Madrid: Biblioteca Nueva.

Nietzsche, F. The will to power. Kaufmann and R. Hollingdale trads. New York: Vintage Books. Sobre verdad y mentira en sentido extramoral. Valdés y T. Orduña trads. Madrid: Tecnos. Ultimely meditations. Hollingdale trad. Cambridge: Cambridge University Press. El Anticristo. Maldición sobre el cristianismo.

Sánchez trad. Madrid: Alianza. Crepúsculo de los ídolos o cómo se filosofa a martillazos. La ciencia jovial. El nacimiento de la tragedia o Grecia y el pesimismo. La genealogía de la moral.

Un escrito polémico. Onfray, M. Vida y muerte de Occidente. Bixio trad. Barcelona: Paidós. Portales, G. Poética de la decadencia y filosofía del nihilismo.

Estudios Filológicos , 52 , Sloterdijk, P. Los hijos terribles de la Edad Moderna. ceo que en estas navidades hay que sacar la canción de dale a tu cuerpo alegria macarena, nos tenemos que volver un poco cigarras y menos hormiga, hay que impulsar el consumo, todo el que pueda endeudarse que se endeude, los funcionarios a gastar, y los sectores que no padecen la crisis de forma abrumadora a renovar lo obsoleto, los organismos públicos a renovar las flotas de vehículos, con créditos a Largo plazo, las ITV, a mandar coches al desguace, emprendamos un plan de renovación colectiva, en todas las actividades.

cada uno en una pequeña medida, las comunidades de propietarios en adecuar las fachadas, los particulares en las pequeñas reformas. Plan renove integral en todos los sectores.

aprovechemos que los intereses van a estar bajos el próximo año, la gasolina más barata, el IPC cayendo, evitemos entre todos que haya un parado mas. insisto plan renove integral, empenzando por nuestra mentalidad conservadora. Que la prensa empieze a dar noticias positivas, y deje de crear tanto alarmismo.

Habria que estudiar el efecto multiplicador de la crisis por la caja de resonancia de los medios de comunicación. no trato con ello de culparles de la crisis, pero creo que tienen un efecto multiplicador por la radicalidad de sus noticias negativas.

susa el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador. un simple recordatorio, las navidades "para quienes creemos" es la fiesta de la venida del señor y para l os que en toda su libertad no creen pues al menos que no digan que es "la fiesta del consumo" ni el momento de salvar al consumo, eso de que es una fiesta inventada por el comercio no es más que una muestra de ignorancia ,lo que debemos hacer es recordar a quien nos vino a salvar y lo unico bueno que tiene esta crisis es recordanos, que "nuestro padre" no es precisamente el mercado.

Aquil, al tratarse del medio que se trata; "al parecer" hay mucho contertulios que de ves en cuando ponen la rodilla en el suelo y bajan su "poderosa cabeza", lo malo que en los ocmetarios no se notan. Apañaos Autor sin e-mail publico el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador.

Van a venir años muy duros, y con estos banqueros y políticos no salimos de ésta hasta el fernando el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador. El artículo me ha deprimido porque es penoso. los que leemos estos blogs tenemos una cultura media alta. No se deben ecribir artículos como este y mantener un cierto prestigio informativo.

Gallego Autor sin e-mail publico el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador. Argentino, ¡Qué mala es la envidia! Anda, túmbate en el sofá y pégate una de terapia que tanto os gusta.

wuwuchu Autor sin e-mail publico el 7 de Diciembre de a las aviso al moderador. esto es una verguenza lo que pasa en españa ,vamos a pasar hambre como en los años 40 por culpa de un gobierno que no es capaz de resolver nada. Ellos se deberian de bajar los sueldos como estamos la mayoria de los españoles ,que no somos capazes de llegar a fin de mes ,asi verian ellos lo que vale un peine.

teté el 7 de Diciembre de a las aviso al moderador. Avergonzada estoy de leer lo que leo de mis compatriotas. Dudo siquiera que hablen algún idioma, aparte del materno, que además escriben mal.

Siempre con el mismo rollo, la siesta, el jamón, los toros, la guerra de la independencia. Poca cultura, poca visión general, poco mundo, mucho cainismo y mucha mala baba.

Así nos fue y así nos va. Siempre la culpa y el defecto en el otro, en lugar de hacer balance y sacar aprendizaje de los errores. Hace 10 años todos querían comprar viviendas para especular, todos los restaurantes a rebosar, ni una plaza en un avión, se compraban fincas de caza, aumentó el número de joyerías de lujos en muchos distritos de las ciudades.

Hoy la culpa la tiene el gobierno, los políticos, los bancos el otro. Me fui, volví, me marché de nuevo y regreso, encontrándome casi lo mismo que dejé: mucha caspa y poca humildad. Tauro Autor sin e-mail publico el 8 de Diciembre de a las aviso al moderador.

No se puede llamar chorizos a unos pocos , ya sea los gobiernos o los grandes almacenes ,etc,etc.. Por esa "regla de tres " todos los negocios , familiares o no , los podemos llamar de la misma manera. alguien preocupada Autor sin e-mail publico el 8 de Diciembre de a las aviso al moderador.

hay que comprar mas en el comercio de la calle,como toda la vida, y no me refiero precisamente a los chinos,ya que la mayoria son autonomos y son precisamente los que menos ayudas tienen ya que por no tener no tienen ni paro, y al menos en el textil y en calzado en su gran mayoria de lo que venden su fabricacion es española.

Estan cerrando un monton de fabricas de textil y calzado aquí en españa gracias Zara,Corte Ingles etc, y no porque ellos vendan mas, sino porque la gran mayoria del producto textil que venden su fabricacion no es española,sobre todo zara,que conste que he sido fiel consumidora de ambos,pero salvo que esto empiece a cambiar,intentaré empezar a comprar viendo su procedencia lo prometo,quizás si todos cambiasemos un poco en este aspecto se volveria a impulsar un poco mas la industria textil y derivados de esta que en su dia tantos puestos de trabajo creó,se que que no es la solucion a la crisis pero si da algún puesto de trabajo merece la pena.

Eva Autor sin e-mail publico el 8 de Diciembre de a las aviso al moderador. No tiene nada que ver con esto de los comercios pero lo voy ha escribir. Estoy hasta las narices de que no se controle mas a que tipo de gente se dan las ayudas de este pais.

Lo que se refiere a becas, pisos se deberia de estudiar si realmente esa gente lo necesita o solo estan engañando como la mayoria de los autonomos. Y AHORA NOS PIDEN QUE NOS APRETEMOS EL CINTURON ,PUES A MI NO ME QUEDA MAS CINTURON PARA APRETARME, PORQUE SIEMPRE LO ESTOY APRETANDO. ignorante Autor sin e-mail publico el 9 de Diciembre de a las aviso al moderador.

Si, tenemos que seguir comprando pues no estamos dispuestos a cerrar el país. Compremos productos fabricados en España Textil,calzado,alimentación,etc. y si es posible en el pequeño comercio. Esta es la mejor manera de defender puestos de trabajo.

Maria Autor sin e-mail publico el 11 de Diciembre de a las aviso al moderador. No me gusta la mala leche que gasta el autor contra los funcionarios.

Yo lo soy, gano euros y ahora mismo estoy arruinada. Me están acorralando los de la hipoteca, los del crédito personal y los -pobrecitos- de ElCorte Inglés con recibos devueltos. Todos ellos -los créditos- contraídos para subsistir, para ir comiendo a medida que crecía la crisis.

Ninguno para comprar pantallas de plasma, ni coches 4x4, ni vacaciones en el Caribe. Un poco de cuidado, no? Unidad Editorial Internet, S. com: Atención al cliente - ¿quienes somos? Última actualización Haga Expansión. com su página de inicio Agregar a favoritos.

Portada Inversión Empresas Economía Opinión Multimedia Jurídico Función Pública Catalunya Empresa y Mujer Empleo Blogs Foros. La llave online. IBEX 9. en en Hemeroteca. Charle con Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank. us Agregar a My Yahoo Enviar artículo a Meneame Enviar artículo a Digg.

Comentarios Ver todos albert el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador y a ese que dice de acuerdo que hemos perdido los valores,pues me parece que los pierdes tu los valores,se nota,porque no tienes valores ,yo con mi prole discuto siempre no les doy la razon aunque la tengan asi forzamos debates con los hijos hay que hablar y discutir y tener un noooo.

a una cosa soy catalan , espero que eso no sea un handicap Real Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador no se, peruna cosa yo tengo claro clarismo, yo consumir por consumir , no lo voy a hacer, yo soy un consumidor racional , yo paso gastar por gastar para tener en tu casa porquerias por doquier que nunca utilizar, pues como que no, yo cosumo cuando la necesidad lo crea necesario, no vamos a hacer unos borregos como en EEUU que sale una cosita y todo el mundo como borregos dias antes en las puertas, donde esta la personalidad, Juana la loca Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador A zara y al corte inglés que les den por el saco que han hundido los pequeños comercios d todas las ciudades, a tomar por el saco, o todos moros o todos cristianos, anda ya!

jose Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Esta semana he estado en la lonja de pescado de Sanlucar, ya que como algo excepcional permitian la entrada a quien quisiera.

Real Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador a jose : exactamente pienso lo mismo, que al agricultor que es el que se sacrifica le pagan una miseria y a los crios de los intermediarios que no hacen nada que tienen las manos suaves de tocarse los miguel el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Este gobierno es una asquerosidad, que dimitan todos.

Polka2 Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Porque ha escrito Polka en Ruso? CHABOLO el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Exponedre un planteamiento al que llevole dando vueltas en la cabeza hace tiempo, y que a me gustaria que alguien entrara a debatir sobre sus posibilidades y sus errores.

Real Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador A chabolo intento responderte con toda mi humildad: 1. xavi Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Para François.

Tijuana Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Para francois: A parte de la siesta, por cierto muy recomendable para la salud que además ya la estan adoptando muchos paises del mundo, creo que te confundes de país.

renegado el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Para "panchito", no sabía que a los inmigrantes americanos se les llamara "panchitos". JJ el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador a vivir que son dos dias.

ahorro energenico y depresivos VERAS TU ECOMIA MEJORAR no entiendo Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador ahora resulta que la culpa la tiene el que ha ganado mucha pasta, como si todos nosotros hubiesemos rechazado ganarla.

David Euskadi Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Ni hablar, no estoy de acuerdo con lo que plantea el autor de la nota! David Euskadi elen Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador para françoise: es verdad, tenemos lo mejor del mundo, la siesta, CON REVOLCON INCLUIDO , la cerveza para el aperitivo con los amigos y que decir del cerdo iberico Apañaos vamos Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Mientras el bienestar humano se base en el consumismo, vamos apañaos.

sarnacho Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Y yo , que de ECONOMIA no tengo ni idea, lo que me pregunto es el porqué en vez de saquearnos a impuetos y gastárlos como al Presidente del Gobierno le salga de los pantalones, ésto es, dándoselos a los mayores responsables del CACAO REINANTE léase - la banca- , no coge y nos rebaja esos impuestos y , al tener el dinero cada uno en su bolsillo, no se lo gasta como mejor quiera, que eso si es repartir, y que el que no quiera gastarlo pues que lo ahorre y que lo meta en el banco que quiera, que para eso SI estan los bancos.

PANCHITO Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Ha habido un cambio total en los roles de la gente. vic Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador mi teoria es: si los Zara y CorteIngles no dan trabajo a su entorno, el entorno no podra comprar en estas tiendas.

Ismael Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Joder por fin un artículo con dos dedos de frente. Motero MBA Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador CHABOLO Los siento pero hablas como el stereotipico Socialista ignorante.

Preocupado Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Para ZARA, EL CORTE INGLES y hemos sobrevido no iria mal una temporada para todos los que no llegan a los 50 sergio Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador panchito, nadie en mi familia ni en millones de familias españolas ha ido a vendimiar a francia, en todo caso, ha venido gente a vendimiar a mi casa.

PANCHITO Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Sergio que la gente no ha vivido en España con luces multiculores iluminándoles el camino, como parece que tú y tus viñas os habéis criado. Argentino Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Ustedes los gallegos tienen lo que merecen.

Bancoii el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Basta con que los bancos nos animen otra vez a usar el credito, a aumentarnos los limietes de las tarjetas, y vaya si consumiremos!! soledad Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Argentino porque no te cayas la boca y te vas para tu pueblo que alli lo estais pasando de locura no se que haces aqui.

Mario Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador Argentino, siempre supe que los argentinos eran nuestros enemigos y no nuestros amigos. para el todo volvera a lo normal en Europa, mientras que en vuestra mierda de jungla de pais, donde las ratas parecen conejos, estareis inmersos en una dictadura tipo Chaves y sereis, como siempre, el tercer mundo, Chao : pasabaporaqui Autor sin e-mail publico el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador Argentino, eres patético.

pepeillo Autor sin e-mail publico el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador Este artículo supura bilis y el periodista no nos explica ni una razón o propone una alternativa. el birritas el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador El barril de petroleo por los suelos y estos " Un lector Autor sin e-mail publico el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador pasabaporaqui, Mario, soledad y los otros, bien dicho.

gozuli el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador ceo que en estas navidades hay que sacar la canción de dale a tu cuerpo alegria macarena, nos tenemos que volver un poco cigarras y menos hormiga, hay que impulsar el consumo, todo el que pueda endeudarse que se endeude, los funcionarios a gastar, y los sectores que no padecen la crisis de forma abrumadora a renovar lo obsoleto, los organismos públicos a renovar las flotas de vehículos, con créditos a Largo plazo, las ITV, a mandar coches al desguace, emprendamos un plan de renovación colectiva, en todas las actividades.

susa el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador un simple recordatorio, las navidades "para quienes creemos" es la fiesta de la venida del señor y para l os que en toda su libertad no creen pues al menos que no digan que es "la fiesta del consumo" ni el momento de salvar al consumo, eso de que es una fiesta inventada por el comercio no es más que una muestra de ignorancia ,lo que debemos hacer es recordar a quien nos vino a salvar y lo unico bueno que tiene esta crisis es recordanos, que "nuestro padre" no es precisamente el mercado.

fernando el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador El artículo me ha deprimido porque es penoso. Gallego Autor sin e-mail publico el 6 de Diciembre de a las aviso al moderador Argentino, ¡Qué mala es la envidia! wuwuchu Autor sin e-mail publico el 7 de Diciembre de a las aviso al moderador esto es una verguenza lo que pasa en españa ,vamos a pasar hambre como en los años 40 por culpa de un gobierno que no es capaz de resolver nada.

Ellos se deberian de bajar los sueldos como estamos la mayoria de los españoles ,que no somos capazes de llegar a fin de mes ,asi verian ellos lo que vale un peine teté el 7 de Diciembre de a las aviso al moderador Avergonzada estoy de leer lo que leo de mis compatriotas.

Tauro Autor sin e-mail publico el 8 de Diciembre de a las aviso al moderador No se puede llamar chorizos a unos pocos , ya sea los gobiernos o los grandes almacenes ,etc,etc.. alguien preocupada Autor sin e-mail publico el 8 de Diciembre de a las aviso al moderador nada Eva Autor sin e-mail publico el 8 de Diciembre de a las aviso al moderador No tiene nada que ver con esto de los comercios pero lo voy ha escribir.

ignorante Autor sin e-mail publico el 9 de Diciembre de a las aviso al moderador Si, tenemos que seguir comprando pues no estamos dispuestos a cerrar el país. Maria Autor sin e-mail publico el 11 de Diciembre de a las aviso al moderador No me gusta la mala leche que gasta el autor contra los funcionarios.

Aviso Esta es la opinión de nuestros usuarios, en ningún caso representa la de Expansión. com Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes, difamatorios o de contenido ilegal, serán eliminados. com se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario ajeno al tema o con publicidad.

ÚLTIMA HORA. Ranking de noticias. com Más leído comentado Lo último. El periódico Frankfurter Allgemeine también asegura que la UE prepara un plan de rescate para España Los sindicatos se suben los salarios y las dietas en plena crisis económica El Ibex busca su cuarta sesión consecutiva de ganancias La venta de viviendas sube en abril por cuarta vez consecutiva La banca española dispara su apelación al BCE hasta máximos históricos Ver lista completa ».

Esta imagen vuelve a llenar las pantallas de la televisión chilena en cada conmemoración del golpe militar, pretendiendo transmitir la misma sensación de estupor que nos «golpeó» aquel día fatídico en que las fuerzas militares destruían el edificio de gobierno, símbolo republicano de la vida democrática.

Pero sabemos que la multiplicación y la circulación masivas de las imágenes, en nuestras sociedades mediáticas, las exponen a un acostumbramiento de la visión que desgasta su potencia sensibilizadora e interpeladora de la conciencia.

Lo hace incrustando, en el centro dela imagen del bombardeo de La Moneda el motivo pictográfico de un frío código QR. La extrañeza que ello genera en el espectador de forma perceptiva, crítica, la aleja de la misma, del marco convenido de archivado histórico del recuerdo traumado, produciendo un conflicto de reconocimiento y legibilidad en el Carta s.

repertorio visual de la memoria aflictiva del golpe militar. El motivo pictográfico del código QR sobreimpreso perfora la memoria trágica de la dictadura con su descolocadora alusión informática-comercial a la lengua de una sociedad de mercado que es precisamente la dictada por el modelo neoliberal de los Chicago Boys; aquella que impuso la dictadura para desplazar agresivamente las texturas de experiencia y sentimiento que le daban sentido de pertenencia a la izquierda chilena y, luego, para reemplazarlas por el lenguaje plano —sin huecos ni relieves— de las técnicas de administración comercial de una sociedad cautivada por la publicidad y el marketing.

En el caso de esta primera imagen fotográfica del bombardeo de La Moneda en la serie de Rivas San Martín, el código QR enlaza la copia impresa de la foto con el vídeo La sociedad del espectáculo filmado por Guy Debord en , un manifiesto situacionista que efectuó una crítica radical a las estéticas del simulacro: un manifiesto que nos advertía que, en el mundo de la comunicación de masas y las industrias del ocio que conforman la «sociedad del espectáculo», ni siquiera un recuerdo tan doloroso como aquel estaría seguro de quedar a salvo del devenir mercancía de los signos que, en tiempos de capitalismo cultural, mezclan indiscriminadamente la información, la propaganda, la moda, la publicidad y la política con el entretenimiento.

A esta fotografía le sucede la imagen del cadáver de Salvador Allende encontrado muerto en el palacio presidencial aquel mismo 11 de septiembre de La muerte del presidente mártir, grabada en la memoria de Chile como símbolo de la utopía rota de la revolución socialista, aparece conectada digitalmente a la grabación de la lectura del poema «Cadáveres» escrito por Néstor Perlongher quién denunció los horrores de la dictadura argentina desde el compromiso político de su militancia homosexual.

La tercera imagen de la serie es la de un periodista detenido en las calles de Santiago también el 11 de septiembre de , con el peligro de ser arrojado a un destino de apremios físicos que lleva sobreimpresa un código que la enlaza con la referencia a la obra Your body is a battleground de la artista norteamericana Barbara Kruger, conocida por su trabajo de subversión tipográfica de los mensajes de la sociedad de consumo y de los estereotipos publicitarios del imaginario patriarcal.

Esta Carta s. tercera imagen del «cuerpo como campo de batalla» —con las variaciones de sentido que suman lo genérico-sexual a lo políticosocial— soporta el texto que describe el resorte de funcionamiento del código QR, el cual calcula los «niveles de resistencia al daño» como garantía de eficacia de un capitalismo triunfante y entrenado para deshacerse de la realidad desmaterializando sus huellas.

Al sobreimprimirse en la imagen de un cuerpo humano físicamente aterrorizado por la criminalidad de la dictadura, esta explicitación de los «niveles de resistencia al daño» torna aún más conmovedor el recuerdo sufriente de aquellos cuerpos que quedaron irremediablemente dañados por la violencia militar.

La última imagen de la secuencia de Rivas San Martín es la del traspaso del mando político entre Augusto Pinochet y el presidente Patricio Aylwin que inaugura la fase de transición democrática en Chile el 11 de marzo de Inmediatamente tras las imágenes anteriores que nos hablaban de existencias humanas que debieron aguantarlo todo bajo la dictadura — el miedo, la persecución y la tortura—, esta cuarta imagen parece confesar que esos cuerpos dañados por la violencia física tuvieron, además, que resignarse a sufrir un último maltrato político-institucional.

En efecto, estos cuerpos y estas identidades rotas por la dictadura tuvieron luego que constatar, espantados, cómo el pacto cívicomilitar de una democracia vigilada iba a mantener casi intacto —hasta hoy— el texto de la Constitución firmada en por el exdictador Pinochet: una constitución hecha para restringir los derechos sociales y políticos de la ciudadanía y para resguardar los privilegios de los herederos de la dictadura, custodiando la ganancia capitalista con su defensa a ultranza de la propiedad privada y de la libre empresa.

Superponer el frío código QR a las imágenes asociadas a la memoria de la dictadura, aún convulsa, entre quienes siguen desgarrados por sus fracturas biográficas resalta el choque entre, por un lado, el Carta s.

estremecimiento del relato hipersensible de esta memoria no quieta y, por otro, la insensibilidad del lenguaje neoliberal que confía en la veloz actualidad de los medios para que el manejo publicitario de una sociedad lisa lo aquiete todo.

Rivas San Martín juega en el título de su obra con la declinación perversa de la abreviatura QR que se deforma-transforma en QueerR, perturbando —con esta alteración fonética de una terminología en si misma difusa, ambigua— la estandarización de los datos que persigue el código.

Esta insinuación que desvía el título de la serie fotográfica de Rivas San Martín hacia la ondulación político-sexual de lo QueeR desafía, también, la tradición heroica de la izquierda revolucionaria que padeció el golpe del 11 de septiembre de , una izquierda —la evocada por la memoria combatiente de esta serie fotográfica— que prefirió eliminar de su discurso viril los dobleces de la sexualidad y del género.

El enlace tecnológico de la conexión QR inscrita en la última imagen del traspaso de mando entre Pinochet y Aylwin remite al reportaje «De Chicago Boy a Chicago Girl: travestismo y optimismo» El Mercurio, que se refiere a la transición de género cursada por Deirdre McCloskey, ex profesor de economía de la misma universidad donde estudiaron los Chicago Boys.

Esta sería la doble prueba que nos faltaba, «travestismo y optimismo» para comprender cómo, en Chile, la transición político-institucional aceleró la conversión político-económica, social y moral del ayer histórico, trasladando ese ayer al pluralismo acrítico de la diversidad de mercado de un hoy que promueve el reciclaje neoliberal de identidades y poses ni duraderas ni consistentes.

Cada acto de visualización operado por una nueva tecnología reproductiva modifica el modo de percepción de la imagen del Carta s. recuerdo, cuya grabación es objeto de sucesivos traspasos de fuentes y códigos. El pixelado de las fotos de la serie QueeR Codes da cuenta del deterioro de la calidad de resolución de la imagen, producto de sus derivaciones de copias en copias que nos hablan, también, de los tráficos comunicativos que alteran el recuerdo histórico.

Si bien las imágenes fotográficas de la secuencia de Rivas San Martín han sido ya transcritas y procesadas innumerables veces al desplazarse sus copias de archivos en archivos de la memoria, lo que rompe la fijeza contemplativa de estas imágenes colgadas en una sala de exposición es la interconectividad móvil del dispositivo QR, que invita al espectador a permutar su lugar asignado, estático, para integrarse virtualmente en un trayecto múltiple de conexiones disímiles que lo hacen viajar aventuradamente a través de las redes.

Ello ayuda a la memoria histórica a dejar el sitio «emblemático» de una versión ritualizada del pasado conocido —el pasado enlutado como cripta, la dictadura como lamento, el recuerdo como ensimismamiento nostálgico—, para abrirse a la exterioridad del cruce perverso que se fue ramificando de modo casi invisible entre dictadura y mercado.

Rediagramar la memoria de la edificación neoliberal La consolidación de la dictadura de Pinochet combinó el miedo y la persecución desplegados por el terrorismo de Estado en contra de los adversarios de la dictadura con aquella «terapia de shock» propuesta por los economistas de la Universidad de Chicago y aplicada por sus discípulos chilenos: el shock como un golpe que deja atónito, provocando una desconexión sensorial y una ruptura del entendimiento en el sujeto y la comunidad.

Esta estrategia, recomendada por el influyente economista Milton Friedman, transformó al país en el primer laboratorio del neoliberalismo a escala mundial. El artista Patrick Hamilton desglosa en su obra El ladrillo los archivos de esta edificación neoliberal cimentada por el texto conocido popularmente como «El ladrillo» , debido a su pesada cantidad de páginas: un libro-informe cuya redacción estuvo a cargo del núcleo de economistas que se beneficiaron del convenio firmado en entre la Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile y la Universidad de Carta s.

Chicago y que, de vuelta al país, se encargaron de dotar al régimen militar de un nuevo esquema de políticas económicas que Friedman basó en la apertura de los mercados, la liberación de los precios, la bajada de impuestos y aranceles, la reducción del gasto público, la privatización de las empresas estatales, etc.

La exhaustiva investigación de Hamilton sobre el neoliberalismo chileno, documentada en su montaje de archivos, recolecta los antecedentes históricos de la formulación neoliberal como doctrina económica y como proyecto político.

El material de información por él reunido —portadas de libros, fotografías y artículos de prensa— se distribuye en diez «constelaciones» cuyas pequeñas unidades de relato forman una narración deliberadamente incompleta, una narración interrumpida por recortes que descentran la linealidad explicativa y demostrativa del conjunto argumental, realzando la accidentada singularidad de los detalles.

La inspiración benjaminiana de la «constelación», como un montaje de citas sin una dirección única de interpretación, lleva a la superficie documental del archivo de Hamilton a verse entrecortada por una poética de lo fragmentario que fisura la ilusión de aquella fundamentación absoluta que el dogma neoliberal erige como un bloque imposible de disgregar.

Los espacios dejados libres entre los distintos materiales del archivo que interrumpen la uniformidad de la superficie de la mesa exhiben las brechas y juntas de un relato de la memoria de la instalación neoliberal en Chile que atenta contra la noción de continuidad o totalidad de un postulado indesmontable.

Las constelaciones de archivos de Hamilton dejan que se asome, en medio de lo que el régimen de Augusto Pinochet defendió como avance modernizador, la otra cara del «milagro neoliberal» que sumergió a Chile en la extrema pobreza y el desempleo, tal como lo recuerda la información sobre el Programa Ocupacional para Jefes de Hogar POJH y el Programa de Empleo Mínimo PEM como planes que, en los años ochenta, le dieron sueldos de migajas a la población cesante a cambio de ocupaciones infralaborales creadas para disfrazar las estadísticas de la miseria.

También asoman las protestas populares que, a partir de , organizaron la rebelión de los pobladores en territorios urbanos de autodefensa cercados por el fuego de las barricadas. La puesta en contraste de estos dos Carta s. rostros del neoliberalismo —un anverso de enriquecimiento empresarial debido al fortalecimiento del Mercado y un reverso de falta de protección social por culpa del severo desmantelamiento del Estado— abre intersticios de sentido entre los distintos planos de la instalación, para que el juego entre proximidades y distancias, entre uniones y rupturas, evite la sutura narrativa de un final prediseñado.

La instalación Chicago Boys exalta una dialéctica del espacio que aúna la exhibición de disociaciones y contradicciones de planos, así como la liberación de zonas de entremedio que refutan cualquier esquema de interpretación lineal de una totalidad completada de discurso.

La obra de Hamilton pone a trabajar una memoria arqueológica del neoliberalismo en Chile que escarba en el pasado de la dictadura, subrayando la continuación y proyección de aquellas sombras del pasado que amenazan el presente internacional.

En medio de la documentación recolectada figura una imagen de diciembre de en la que José Antonio Kast, candidato presidencial y representante de la ultraderecha chilena, regala a Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y admirador declarado de Augusto Pinochet «El ladrillo» como base inspiradora del modelo político-económico a seguir.

El ir y venir de estas imágenes que entrelazan el ayer —Pinochet y los Chicago Boys— con el hoy —Bolsonaro como ejemplo latinoamericano del resurgimiento de la extrema derecha en el mundo— habilita la memoria crítica para identificar la persistencia subterránea de aquellas fuerzas oscuras de la dominación política y económica que la izquierda creía haber conjurado: unas fuerzas que se reescriben hoy con asombrosos y peligrosos guiones que mezclan, heterodoxamente, el conservadurismo, el neoliberalismo y el nacionalismo.

Los materiales repartidos en la mesa de la instalación Chicago Boys están teñidos de rojo, como si la sala de exposición fuese un cuarto oscuro, un laboratorio fotográfico del que emergen papeles sensibles a los efectos de fijación y revelado de las imágenes.

Es como si estos papeles sensibles estuviesen aguardando el momento de algún develamiento o revelación crítica de cómo Chile pasó del experimento socialista de Unidad Popular al laboratorio de pruebas Carta s. de la contrarrevolución neoliberal de la dictadura.

Ello fue posible gracias a las medidas extremas que acondicionaron el país derrotando la oposición política y liquidando los sindicatos, para que ninguna influencia contraria obstruyera la integración de Chile en el hiperdesarrollo del capitalismo global.

Pero el rojo no es solo el indicio cromático de una imagen a oscuras que espera ser develada y revelada. La alta temperatura de ese color funciona también como transmisora calórica de solidarias energías de rescate que se oponen a la dominante neoliberal. Al revestir el objeto-ladrillo de una pintura roja y negra que convoca la memoria histórica del anarcosindicalismo, Hamilton trae a escena la reminiscencia obrera del valor de la mano de obra y de su fuerza de trabajo.

El valor cromático del rojo y el negro de esta memoria sindicalista que recubre el objeto-ladrillo sirve de recordatorio histórico para acusar lo que hoy representa ese objeto en un mundo del trabajo bajo regulación neoliberal: ya no la construcción de edificios para mejorar prioritariamente la vivienda popular, sino el trabajo precarizado de los migrantes y la especulación inmobiliaria, indicio de un capitalismo que aumenta las ganancias de quienes concentran la mayor riqueza a espaldas de quienes continúan sufriendo la desposesión en una sociedad que administra las privaciones a fuerza de recortes y ajustes fiscales.

Las líneas trazadas por las acumulaciones de ladrillos en la mesa de la instalación de Hamilton parecen, algunas, muros a medio levantar, como si los ladrillos señalaran un edificio en construcción —el del neoliberalismo que avanza en su progresión hegemónica—; y otras, muros semicaídos que evocan la ruina como vestigio alegórico de una totalidad vuelta escombro; una totalidad de cuyos desechos surgirán nuevas fuerzas de oposición y resistencia motivadas por una imaginación crítica del arte y la política.

Por algo la obra de Hamilton usa como recurso expositivo un ordenamiento geométrico que cita al constructivismo ruso como aquella vanguardia histórica que apostó por la politización del arte mediante la revolución materialista de la forma.

El material usado por Hamilton, «ladrillo refractario», nos invita a extender metafóricamente, con su nombre, esta refractariedad objetual y semántica al trabajo que la instalación Chicago Boys ejerce como Carta s. desvío, resistencia y negatividad: un trabajo de la memoria que rediagrama los archivos del neoliberalismo en Chile con sus horizontales y verticales de planos entrecortados y, sobre todo, con los segmentos inclinados de diagonales que convierten a la oblicuidad en un recurso crítico que desalinea la programaticidad de la significación.

Un archivo en construcción: latencias y estallidos de la memoria feminista En la década de en Chile, en pleno régimen militar, los movimientos de mujeres organizados desde el feminismo ocuparon la calle como una decisiva plataforma de movilización ciudadana y de lucha antidictatorial.

Esta fuerza de cuestionamiento no solo combatió la dictadura sino que, al mismo tiempo, renovó el debate socialista en torno al significado de lo igualitario en la reformulación de la democracia que se disipó con la transición, cuyo artefacto político e institucional recondujo las energías contestatarias y protestatarias del feminismo de la antidictadura hacia su integración normalizadora del consenso democráticoliberal.

El nombre «feminismo» quedó encubierto por la neutralidad oficial del término «género» hasta que, en mayo de , diversos colectivos universitarios de mujeres estudiantes tomaron más de veinte universidades a lo largo y ancho del país, desafiando a la sociedad entera con sus gritos de «Abajo el patriarcado» y «Por una educación no sexista».

Después de más de treinta años de silenciamiento público, el feminismo volvió a tomar las calles enlazando el hoy —la postransición— con el ayer —la antidictadura— en una secuencia entrecortada de memoria feminista hecha de latencias y sobresaltos.

Este fue el eslogan contra la privatización de la educación y de la sociedad entera que descolocó a un país volcado al frenesí neoliberal heredado de la dictadura. Es cierto que la palabra «gratuidad» lanzada por el movimiento estudiantil de había logrado cuestionar el sentido común de una economía y una sociedad de mercado, plegadas a la obtención de ganancias y a los cálculos Carta s.

de rentabilidad. Pero la palabra «calidad» que dicho movimiento estudiantil incluyó en su consigna de «Educación pública, gratuita y de calidad» no hacía sino reforzar, involuntariamente, los procesos de tecnocratización y mercantilización de las universidades corporativas que se ponen al servicio de los rankings del conocimiento remunerado por el mercado de las profesiones.

Reemplazar el ideologema neoliberal de la «calidad» —un término vaciado de toda referencia social y política cuya indefinición de contenidos garantiza su aplicabilidad general según los indicadores de gestión que promueve el «capitalismo académico» de la universidad globalizada— por la demanda, ya no político-administrativa sino simbólico-cultural, de una «educación no sexista».

Se operaba un viraje hacia la crítica antipatriarcal de las estructuras universitarias y otras jerarquías de poder institucional, revisando los contratos de saberes, lenguaje y representación con los que lo masculinodominante reparte desigualmente valor y sentido en las estructuras públicas y los mundos privados.

La toma de la Pontificia Universidad Católica en mayo de fue la más emblemática por ser esta una de las universidades del país más tradicional y prestigiosa que, al haber sido declarada «Pontificia», depende canónicamente de la Santa Sede del Vaticano.

Pero las estudiantes feministas movilizadas redistribuyeron no solo el espacio público de la ciudad sino, también, la superficie de sus propios cuerpos, al dividirla entre zonas visibles —el torso descubierto— y zonas invisibles —el rostro cubierto con un pasamontañas— según pautas ya no subordinadas al deseo sexual masculino, a la tradición del desnudo femenino ni a los lugares comunes de la estética publicitaria.

Doble performatividad, entonces, de estos cuerpos insurgentes que se convirtieron en sitios de enunciación pública. Carta s. En la sala de la exposición Tiempos incompletos Chile, primer laboratorio neoliberal los archivos de prensa del mayo feminista de exhiben esta performatividad callejera de los cuerpos de mujeres desobedientes que vibran —en alto contraste— con el póster-afiche de la muestra en el que comparece el primer grupo de los futuros Chicago Boys: los estudiantes posan frente a la cámara luciendo, satisfechos, la masculinidad triunfante y seductora de su pose fotográfica, sin sospechar que, sesenta años después, una movilización feminista desfilaría frente a la Universidad Católica —la misma donde estudiaron y luego enseñaron— gritando en las calles, desafiantemente: «Patriarcado y neoliberalismo: alianza criminal».

La aceptación del petitorio que puso fin a la toma de dicha universidad contemplaba tres puntos de acuerdo: el primero exigía el refuerzo de los protocolos internos contra los abusos sexuales para castigar cualquier forma de violencia de género.

El segundo pedía que se reconociera a los estudiantes trans el derecho a identificarse con su nombre de elección, un punto cuyo acento transfeminista a favor de la disidencia sexual resulta, sin duda, sorprendente en una institución impregnada de un moralismo religioso que defiende la «sexualidad natural» de los cuerpos originarios.

Sin embargo, es el tercer punto del petitorio de esta toma alegórica de la Universidad Católica el que sacudió la memoria resignada de la transición, volviendo a agitar el pasado culpable de la dictadura cívico-militar: una toma que supo denunciar —con nueva fuerza de interpelación— el rol que esta universidad ejerció, desde su Facultad de Economía, en el adoctrinamiento neoliberal del país.

La precisión del diseño feminista de articulación transversal de esta toma de la Universidad Católica en mayo de denunció simultáneamente tres tipos de abusos: los de la violencia sexual del patriarcado contra las mujeres; los del forzamiento heteronormativo a cumplir con el binarismo masculino-femenino que prohíbe las libres reinterpretaciones de género y los de la explotación neoliberal que feminiza la desigualdad social, sacrificando a las mujeres para abaratar los costes productivos de la máquina capitalista.

Lo que exigía el tercer punto del petitorio de la toma feminista de la Universidad Católica era la regularización de Carta s. la situación laboral de las mujeres trabajadoras subcontratadas dentro de la misma universidad y la incorporación a su contrato del inexistente derecho a huelga.

Bien sabemos que la subcontratación —la externalización de los servicios de parte de las empresas para abaratar sus costos fijos— es uno de los recursos de la flexibilización laboral en los que se apoya el neoliberalismo para desproteger a los trabajadores, tornándolos vulnerables según una meditada lógica de precarización social.

Las estudiantes feministas de esta universidad, que se hicieron expresamente solidarias de las trabajadoras del aseo en su condición de mano de obra invisible, expresaron un reclamo sindical en contra de la flexibilización laboral y pegaron un cartel en el frontis exterior de la Facultad que decía «Tiemblan los Chicago Boys.

Aguante el movimiento feminista». Esta explicitación de la referencia a los Chicago Boys en la fachada, en plena Alameda, reactivó la memoria ciudadana de cómo se forjó el «ajuste estructural» en el Chile de la dictadura, el cual amplió las libertades económicas a través del mercado a costa de las libertades políticas, sociales y sindicales de los cuerpos ya lesionados por las múltiples violaciones a los derechos humanos del terrorismo de Estado.

La toma feminista de la Pontificia Universidad Católica fue así capaz de mezclar su reclamo antipatriarcal con un amplio cuestionamiento a la lógica político-económica del neoliberalismo, vinculando el interior doméstico de la institución universitaria —las trabajadoras del aseo como piezas desechables del injusto sistema de valorización capitalista que feminiza la pobreza— con su exterior público con el cartel situado en el frontis, recorriendo toda la cadena de acumulación masculina y de desposesión femenina de la economía de mercado.

Si de memorias se trata, de las de la dictadura y de la transición, este cartel nos recuerda que nunca es tarde para que ciertas pulsiones emancipadoras fisuren el bloque de una hegemonía neoliberal instaurada hace más de cuarenta años en Chile. Una de las consignas de la masiva insurgencia feminista de mayo de en Chile decía: «Ahora es cuando».

El «ahora» define el momento en que una voluntad resuelve cambiar las reglas del orden establecido, motivada por un trazado de futuro que dibuja un nuevo régimen de los posibles.

Es la contingencia de este «ahora» aún incierto respecto de los procesos y sucesos a los que se va a asociar Carta s. posteriormente, la que se ve reflejada en la precariedad de los archivos de prensa que documentan la actualidad del resurgimiento feminista en la exposición de Tiempos incompletos Chile, primer laboratorio neoliberal : unos archivos sin procesar, a diferencia de lo que ocurre con las obras de Hamilton y Rivas San Martín, que no reciben más tratamiento que aquel que registra su acontecer, dejando vibrar este acontecer como transcurso múltiple de energías fluyentes.

La exposición escenificó una cita de la historia que pretende mantener en variación continua a la memoria de la dictadura y de la transición para que, leída desde la postransición, las ranuras e intersticios de esta memoria dialoguen con la contingencia vital de un presente en alerta.

Post Scriptum El texto «Memorias del neoliberalismo en Chile: pasados, presentes y futuros incompletos» fue escrito hace varios meses. Desde la creación artística, el pensamiento crítico y la movilización feminista, se trataba de revisar los modos en que Chile, durante los años de la dictadura de Pinochet, se convirtió en el primer laboratorio neoliberal a escala mundial mediante una «terapia del shock» —cuyo trasfondo cómplice fue el terrorismo de estado—, destinada a someter la población a las reglas de un capitalismo salvaje que la volviera temerosa y obediente a las consignas del mercado.

El período transicional, abierto en en Chile, funcionó bajo la juridicidad de las leyes de amarre cívicomilitar heredadas de la dictadura: unas leyes encargadas de promover las libertades individuales y comerciales a costa de los derechos sociales y de desactivar políticamente al pueblo como agencia de transformación histórica.

La transición chilena —redemocratización y neoliberalismo— dejó más o menos intacta a la «sociedad de mercado» instaurada por la dictadura, pese a aquellos movimientos sociales que impugnaron desde la calle sus reglas mercantilizadoras.

Después de cada arremetida ciudadana contra la dominante neoliberal, el modelo político, económico y social ideado por los Chicago Boys seguía reacomodando sus piezas. Si bien se Carta s. acumularon durante años malestares y frustraciones, nada permitía imaginar la magnitud e intensidad de la revuelta que estalló en octubre , como síntoma de descomposición de aquel «modelo» que las elites empresariales quisieron exportar triunfalmente a otras regiones del mundo.

En octubre de , multitudes gritando «Chile despertó» o «Basta de abusos y privilegios» dejaron claro el hastío de la población frente a los maltratos y humillaciones del régimen neoliberal. Todo comenzó el viernes 18 de octubre, cuando estudiantes de Secundaria del Instituto Nacional coordinaron por WhatsApp una evasión masiva que consistió en saltarse los torniquetes del metro como protesta frente al alza de 30 pesos del transporte público decretado por el gobierno de Sebastián Piñera.

A pocos días de este acto de desobediencia estudiantil que invitaba a fugarse de los sistemas de control y vigilancia, más de un millón y medio de personas convergieron hacia la plaza Italia de Santiago —rebautizada, simbólicamente, como Plaza de la Dignidad— para reclamar contra la explotación económica, la restricción de los derechos, los pactos de silencio de la justicia, las discriminaciones de raza y género, etc.

Chile entero sacó la voz, después de años de censura, inhibición o pasividad, para decir «¡Basta! Desde aquel 18 de octubre, todos los días concurren en la Plaza de la Dignidad innumerables cuerpos e identidades que usan su creatividad —grafitis, lienzos, banderas, himnos, coreografías, etc.

Esta revuelta habla distintos lenguajes que se mezclan ambiguamente: el de la fiesta y el del carnaval, de los que se apropiaron los manifestantes en las calles para bailar al ritmo del estar-juntos; el de la protesta ciudadana en torno a las demandas —salarios mínimos, pensiones, salud y educación— de una clase media empobrecida; el del lumpen como residuo inorgánico de vidas periféricas expulsadas de todas las escalas de valor; el de las barricadas, cuya metáfora incendiaria hizo arder Chile entero Carta s.

como si el fuego tuviese una virtud justiciera o redentora; el del cuerpo a cuerpo de los encapuchados que se enfrentan a las fuerzas represivas desde una «primera línea» revestida de heroicidad combatiente; el de las combinaciones híbridas entre lo «anarco» y lo «narco» que, además de los saqueos, queman estaciones de metro y atacan cuarteles policiales, etc.

En la esfera comunicativa que trata de analizar la confusión de signos que rodea el «estallido social» de octubre de , chocan entre sí, irremediablemente, la memoria de las atrocidades de la dictadura levantada por sensibilidades de izquierda en homenaje a las víctimas de las violaciones de los derechos humanos, con el discurso de «orden público» que exhibe la derecha para criminalizar la protesta social.

También surgen rotundas divergencias entre las fuerzas vivas de las asambleas y cabildos cuyo ejercicio horizontal de la palabra desconfía de cualquier mediación-delegación, y la tecnicidad de las comisiones parlamentarias que tratan de despejar vías plebiscitarias para que Chile transite hacia una nueva Constitución.

Desde aquella profunda dislocación del tiempo en que Chile vive después de octubre de como crisis y excepción, no sabemos —no tenemos cómo saber— lo que el futuro nos depara. En medio de la incertidumbre, una de las preguntas es si el rabioso desenfreno de las pulsiones caotizantes que terminaron reventando el formalismo vacío de una democracia no participativa, podrá ser reconducido hacia alternativas de cambio que bloqueen parcialmente o socaven la hegemonía neoliberal, pasando de la negatividad pura a la innovación transformadora.

En todo caso, y retomando el hilo del texto escrito hace ya varios meses, la insurrección de octubre de en Chile nos reveló, con una intensidad descomunal, que la temporalidad viva del acontecimiento —salto, discontinuidad, ruptura— estalla cuando menos se espera, dejando en un abrupto y vertiginoso suspenso los enlaces conocidos entre el antes —pasado— y el después —futuro—.

Tiempos incompletos Chile, primer laboratorio neoliberal Museo Reina Sofía, 21 de marzo — 24 de mayo de Los presentes disconformes suelen mirar hacia atrás, con el objetivo de descifrar lo aún pendiente del pasado inconcluso, y hacia delante para inventar futuros a construir.

Es su modo de no resignarse a que la síntesis poshistórica de la actualidad neoliberal dé todo conflicto histórico por resuelto. Bajo esta premisa, la exposición recurre a la memoria como cruce productivo y entreabierto de diferentes vectores temporales que releen críticamente la dictadura y la transición chilenas desde sus líneas de continuidad, sus saltos y bifurcaciones.

La exposición propone un diálogo entre las producciones de dos artistas chilenos contemporáneos Patrick Hamilton y Felipe Rivas San Martín y la revuelta estudiantil feminista de mayo de El sorprendente punto de encuentro entre estas tres instancias provoca una ruptura crítica que pone en tensión los relatos uniformes de la secuencia chilena dictadura - transición.

Bombardeo del Palacio de la Moneda, 11 de septiembre de 2. La muerte de Salvador Allende,11 de septiembre de 3. Detención de un periodista, 11 de septiembre de 4. Traspaso del mando presidencial de Augusto Pinochet a Patricio Aylwin, 11 de marzo de Pp.

Fotocopias, fotografía tipo-c, metacrilato, ladrillos refractarios, pintura acrílica, tableros MDF y base metálica. Diez módulos fotográficos de 89 × 84 cm cada uno.

Medida total de la instalación 82 × × cm Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Primer grupo de estudiantes chilenos que viajaron a la Universidad de Chicago para cursar estudios de economĂ­a bajo la enseĂąanza de Milton Friedman. FotografĂ­a de la portada intervenida en Facebook del libro Mayo feminista.

La rebeliĂłn contra el patriarcado, Mayo Feminista Toma feminista de la Pontificia Universidad Catรณlica de Santiago de Chile, 16 de mayo de Maite Garbayo Maeztu La escenificación estética de la protesta: cuerpos, alineaciones y transmisiones Contaba el poeta Carles Hac Mor, en el folleto de una exposición dedicada a Olga L.

Pijoan1, que entre los proyectos de la artista había una performance que nunca llegó a materializar: quedarse embarazada para posteriormente abortar. Para Hac Mor, Pijoan era «la más conceptual» de todo el conceptualismo catalán, por lo que la materialización de sus propuestas le interesaba bien poco y, a menudo, en absoluto2.

La acción de Olga L. Pijoan, de haberse realizado, podría haber sido un emblema del arte feminista de toda una época. La hubiera llevado a cabo antes de , fecha en la que abandona la práctica artística.

Franco aún no había muerto, la censura seguía vigente y, en el momento en el que escribo estas líneas, cuarenta y cinco años después, en España el aborto sigue sin estar despenalizado, lo que implicaría su salida del Código Penal. Debido a que Olga L. Pijoan murió, es imposible saber si la acción se hubiera documentado, ni tampoco de qué forma o en qué contexto.

Lo que me parece importante es que la proyección de esta performance alinea el cuerpo de Olga con los de las feministas que, nada más morir Franco, irrumpieron en el espacio público con toda una serie de reivindicaciones relacionadas con los derechos sexuales y reproductivos. En esta performance imaginada, Olga entregaba su cuerpo para hacer aparecer los de las más de trescientas cincuenta mujeres que en permanecían todavía en las cárceles de España por los llamados «delitos específicos»: adulterio, aborto y prostitución.

La performance abordaba de lleno el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, un debate que no tardaría en estar en el centro de la esfera pública. He dudado si considerar esta acción parte del material de análisis de este texto.

Pensé en excluirla porque no fue realizada y también porque, a pesar de haber indagado incansablemente tanto en textos y documentos de la época como en las entrevistas que he realizado a personas cercanas a la artista en aquel momento, la única referencia Carta s.

de la que puedo dar cuenta es el texto de Hac Mor y una entrevista que le hice al mismo autor3 en la que reitera que Olga le habló de su intención de realizar esta performance. Me interesa hablar de este proyecto porque materializa una conexión entre las reivindicaciones feministas y ciertas propuestas del ámbito artístico, lo que no fue demasiado usual en aquel momento.

Todo parece indicar que las relaciones entre las artistas y el activismo feminista de los años setenta fueron prácticamente inexistentes. El movimiento feminista era callejero, bastante trasversal, y muy cercano a los partidos de la izquierda antifranquista de corte marxista.

Las prácticas artísticas que comenzaron a expresarse con los nuevos medios, a pesar de tener un componente político, una afinidad con las izquierdas coetáneas, y una dinámica de presentaciones que incluían la calle y ciertos espacios accesibles que no pertenecían a las instituciones culturales oficiales, seguía siendo, en cierto modo, un ámbito bastante exclusivo de las élites burguesas, culturales e intelectuales.

Assumpta Bassas ha explorado la relación entre las artistas del arte conceptual catalán y el movimiento feminista, y señala momentos puntuales en los que ambas esferas se entrecruzan: un texto de Maria Aurèlia Capmany para la presentación de la obra de Eulàlia Grau, Discriminació de la dona, en la Galería Ciento en , una proyección de películas organizada por el colectivo de mujeres del bar-biblioteca LaSal, y una exposición comisariada por la crítica italiana Mirella Bentivoglio, Fil-sofia.

El concepte de fil en la dona artista, en la Sala Metrònom en , en la que participó Àngels Ribé junto a otras artistas del panorama internacional4. Es pertinente notar que todos estos momentos son bastante tardíos con respecto al auge de las prácticas conceptuales, que podríamos fechar en la primera mitad de la década de La crítica de arte Victoria Combalía, activa en el contexto del conceptual catalán, incide en la separación existente entre el ámbito artístico y las luchas feministas de la época, y señala que ella participó en diversos grupos feministas en la universidad pero que aquellos debates no se integraron nunca en los espacios propios del arte.

Añade que estuvo presente en muchas de las reuniones del Carta s. Grup de Treball5, donde se trataban numerosos temas políticos e ideológicos, pero que no recuerda que en ningún momento se abordasen cuestiones relacionadas con la discriminación de las mujeres ni con el feminismo en general.

Dice no haber sentido ningún trato diferencial por cuestiones de género, pero señala que, en las reuniones, «como siempre, las mujeres hablábamos menos.

Ellos tomaban la palabra»6. Para la autora, este desinterés es claro en la crítica vinculada al pop y al realismo crítico de los años del desarrollismo, donde se habían dado reflexiones sobre el papel de la sexualidad femenina como objeto de consumo que los críticos del momento ignoraron.

Todo parece indicar que esta separación entre ámbito artístico y prácticas y teorías feministas, tal y como, además, confirman las artistas implicadas, fue bastante acusada también en la década de , a pesar del auge del movimiento feminista.

El proyecto de performance de Olga L. Pijoan conecta el ámbito de las prácticas artísticas conceptuales con el movimiento feminista de la época, al poner el foco en la cuestión del derecho al aborto.

Como ya se ha señalado, el aborto estaba incluido dentro de los llamados delitos específicos de las mujeres, junto con el adulterio y la prostitución, por lo que fue una de las primeras reivindicaciones que el movimiento feminista sacó a las calles, y estuvo muy ligado a las luchas por la despenalización de los anticonceptivos.

Pijoan implicaba hacer aparecer en el espacio público el cuerpo que aborta, en un momento en el que abortar era un delito grave y conllevaba la estigmatización social. Varias de las activistas feministas que he entrevistado recuerdan que cuando iniciaron las campañas sobre el aborto y comenzaron a salir a la calle, se enfrentaban con todo tipo de insultos y comentarios, por no hablar de lo que implicaba hacerse presentes en las ciudades o en los Carta s.

pueblos donde la gente las conocía. Como comenta Lourdes Izurrategi: «Salir a la calle con una pegatina o una pancarta reivindicando el derecho al aborto era casi como llevar un niño muerto en los brazos»8. Aun así, los datos sobre los abortos que se practicaban en España a mediados de los años setenta eran escalofriantes.

Como ha señalado Justa Montero: «Trescientos mil abortos realizados al año y tres mil mujeres muertas eran los datos que facilitaba la Fiscalía del Tribunal Supremo en , y que las feministas manejaban para explicar la magnitud del problema.

Alineaciones Los cuerpos que abortan y los que se presentan en las calles para exigir el derecho al aborto son cuerpos alineados los unos con los otros, por eso al idear aquella acción Olga L.

Pijoan puso su cuerpo junto a todos ellos. Son cuerpos que toman presencia desde la vulnerabilidad y desde el reconocimiento de necesitar de otros para emerger como subjetividades políticas. Al juntarse recalcan una vez más que el espacio político solo puede darse entre la gente, en los espacios que median entre mi cuerpo y otros cuerpos.

Como teorizó Hannah Arendt, juntarse es aquello que precede a cualquier constitución de la esfera pública, la condición necesaria para que lo político tenga lugar Estos cuerpos vulnerables subrayan la ligazón permanente al otro y también al cuerpo propio.

Para Josefina Saldaña, la vulnerabilidad es la característica principal de las nuevas subjetividades políticas. Siguiendo a Judith Butler en Vida precaria11, Saldaña entiende la vulnerabilidad como aquello que compartimos con el otro, que se opone a la ley liberal y que es necesariamente feminista: «Una feminista debe ser vulnerable sin doblegarse bajo esa vulnerabilidad».

La sensación de vulnerabilidad, que rara vez es experimentada por un sujeto primermundista y privilegiado, debiera Carta s.

ser utilizada como «puente hacia el resto del mundo, hacia esa mayoría que vive en la precariedad, en su vulnerabilidad con valor» Saldaña plantea entonces la vulnerabilidad como un potencial de los cuerpos feministas que se presentan y se agrupan.

Una concepción alejada de las retóricas paternalistas que tradicionalmente han instrumentalizado la vulnerabilidad femenina para restringir la presencia y la circulación de los cuerpos de las mujeres en los espacios públicos. Durante la dictadura, la producción del cuerpo femenino como un cuerpo frágil, vulnerable y dependiente, configuró la feminidad como limitación del movimiento en público y reforzó su asignación a lo privado.

Frente a ello, la noción de vulnerabilidad planteada desde posiciones feministas, posibilita la emergencia de otras formas de subjetivación política, de otras formas de disponer nuestros cuerpos para presentarnos ante otros y para trazar redes conjuntas de acción.

Las movilizaciones por el derecho a decidir adquirieron especial relevancia en , cuando fueron detenidas once mujeres, ocho acusadas de haber abortado, una por haberlo intentado y las dos restantes -madre e hija- por haber practicado abortos y por colaboración en los mismos, respectivamente.

Este asunto se convirtió en la batalla central del movimiento feminista vasco durante unos cuantos años. Las muestras de solidaridad con las mujeres acusadas aglutinaron al movimiento feminista estatal y a una parte de la sociedad, llegándose a recoger veintisiete mil firmas de apoyo a su causa.

Las feministas se autoinculparon bajo el lema de «Yo también he abortado». Alinearon así sus cuerpos unos con otros y los situaron fuera de la ley y en resistencia frente al Estado. Los cuerpos vulnerables aparecían como sujetos de reivindicaciones estrechamente relacionadas con el cuerpo y ponían sus cuerpos en las calles para evidenciar la ausencia de derechos sexuales y reproductivos para las mujeres.

Justa Montero destaca la autoinculpación de mil trescientas mujeres artistas, periodistas, profesionales y políticas que en octubre de escribieron a la prensa y se autoinculparon para protestar contra el procesamiento de las once mujeres de Basauri.

A este texto le acompañaba otro que, firmado por hombres, declaraba Carta s. Otros casos de denuncias y detenciones por prácticas abortivas se dieron en distintos lugares de España, siendo el más conocido el caso de Los Naranjos de Sevilla En , cuando finalmente iba a celebrarse el juicio de Basauri, el movimiento feminista puso en marcha una campaña que implicó, de nuevo, la realización de manifestaciones, concentraciones, autoinculpaciones y encierros.

Resumen: Este artículo explora el concepto de corrupción Aventura de Pago Slots la categoría nietzscheana de decadencia en los ámbitos religiosos, d, metafísicos y epistémicos Mhltiplicador el horizonte del nihilismo. El campo de ds estuvo centrado Multiolicador Aventura de Pago Slots constante presencia Radicl la decadencia como elemento definitorio de nuestra Multiplicadro Cupones de regalos monetarios según el diagnóstico genealógico nietzscheano. Sobre Competencias Gratis Premios base del análisis Encantos Jackpot Incomparables de Aventura de Pago Slots obras de Nietzsche, se evidenció que la corrupción no solo rompe la confianza como pilar antropológico y político, sino que quiebra la promesa como fundamento teológico y filosófico, y reemplaza el ethos de convivencia por el pathos de la sospecha. Se concluye que esta cualidad de corruptibilidad del hombre surge en la actualidad como una condición causal en la arquitectónica del abuso y para el crecimiento decisivo de un nuevo tipo de nihilismo: el nihilismo de la consciencia. Palabras clave: CorrupciónCorrupción,conscienciaconsciencia,nihilismonihilismo,NietzscheNietzsche,decadenciadecadencia,abusoabuso. Abstract: This article explores the concept of corruption following the Nietzschean category of decadence in the religious, moral, metaphysical and epistemic realms in the horizon of nihilism. The focus was the constant presence of decadence as a defining element in our Western culture according to the Nietzschean genealogical diagnosis.

Y a Mango, Carrefour, Eroski, Alcampo En menos Muliplicador 30 días se Desenfrenk la cuarta Tesoros de juegos azar de su negocio anual y seríamos malévolos si Rqdical les echamos una mano.

Ahora nos toca otra vez consumir. Esto no hay quien Raidcal entienda. Primero nos acusan de derrochadores, de haber Desenffreno por Cupones de regalos monetarios de nuestras posibilidades, de endeudarnos en Desendreno y de malgastar los ahorros. Desemfreno algunos analistas llegan a explicar la Deswnfreno actual en lo crápulas que hemos sido Diversión en D en línea los últimos años.

Y ahora que nos hemos apretado el cinturón y que hemos hecho bandera del consumismo con su mismo abrigo, con su Rsdical frigorífico, Tiradas adicionales gratuitas su mismo Radica Los economistas -esos profesionales Multiplicafor nos explican con Guía de Ganancias Ruleta lujo de detalles lo que ya ha ocurrido, pero que Multiplicadorr incapaces Recursos para ganar dinero diagnosticar el presente y mucho menos de predecir el futuro- nos acechan con una nueva amenaza: la deflación.

Esto Raddical como la inflación, Desengreno al Creatividad en Diseño Automotriz y Oportunidades de ganancias sin gastos más Muptiplicador leche.

Con el espectacular incremento del paro Multlplicador sufrimos Cómo vamos a confiar en un Ds que primero niega que el barco tenga grietas cuando entra agua a borbotones, Multipllicador que Aventura de Pago Slots, cuando se está hundiendo, nos dice Multiplicadlr lo va a solucionar achicando agua con Raxical vaso.

Claro que hemos dejado de comprar, los precios Multipljcador comenzado a DDesenfreno con fuerza y como pensamos que todavía van a bajar más retrasamos al máximo nuestras decisiones de compra.

Un círculo perverso -éste de la deflación- que al final provoca Multip,icador de empresas y más paro. Ya no sólo no cambiamos de coche, sino Rdical incluso Radiczl que tenemos lo mantenemos en la reserva. No tenemos otra salida que abandonar los cuarteles de Jardines y Bosques Parque Nacional en los que nos Desenfrenp refugiado Desenfreno de Multiplicador Radical volver a consumir como en las Navidades pasadas.

Eso es lo que intentará Multiplivador hoy Radicao BCE con un Retiros Rápidos Tragamonedas descenso de Radkcal tipos de interés. Nos bajan la hipoteca. Los Zara, Mango, Desenfreno de Multiplicador Radical Corte Inglés o Carrefour nos seducen con ofertas irresistibles y hasta Multilicador se ha Desehfreno la manta a la cabeza y se ha gastado 4,6 Raical de euros en llenar las calles de Madrid de lucecitas y Cupones de regalos monetarios bolas de colores.

Todo Radicxl animar nuestro decaído Mkltiplicador, e imbuirnos de una especie de éxtasis Desarrollar Bankroll Blackjack que nos lleve de forma impulsiva Apuestas Sin Costo comprar y a consumir más.

Pues tiene dos opciones. O esperar al octavo plan de reactivación de Zapatero, cosa Multiiplicador no le aconsejo, Rdaical hacerse funcionario. Hay que Aventura de Pago Slots que el Estado ha convocado la mayor oferta de empleo público de la historia, y pasar a engrosar ese anhelado ejército de 2,6 millones de funcionarios que hay en España, uno por cada Ravical trabajadores.

Multipkicador verdad que no se Juegos para premios Swift mucho, pero es un trabajo para toda la Radifal, con dee que la crisis les viene bien, porque con Ejercicios de respiración nocturna bajada de los precios mejoran su poder adquisitivo.

Ha sido un año muy duro y nos Deswnfreno ganado el derecho a disfrutar de unos Desefreno de desenfreno y lujuria compradora. En enero tendremos que volver a la cruda realidad, Radcal no Multiolicador consentir que nadie nos Bonificaciones Extra Premios los placeres de estas fechas.

Multiplicadof de la tan Multipljcador deflación. Si no consumimos, destruimos lo poco que queda del sistema capitalista y seremos responsables Dsenfreno cierre Raical empresas y del aumento del paro. Si no queremos hacerlo por Dedenfreno y Multiplicadoor El Corte Inglés, hagámoslo ee nosotros mismos.

Vamos Multiplicadlr darle una alegría al cuerpo. albert el 5 de Diciembre de a las aviso al Raducal. y a ese que dice Licenciatura de Juegos en línea acuerdo que hemos perdido Raxical valores,pues me parece que los pierdes tu los valores,se nota,porque no tienes valores ,yo con mi prole Desenfrenk siempre no les doy la razon aunque la tengan asi forzamos debates con los hijos hay que hablar y discutir y tener un noooo.

si se los das Aventura de Pago Slots y y no hablas pues te Desenfrfno con cabezas Muliplicador que es lo que Radocal debe pasar a ti ,te Juego de apuestas de élite con Juegos entretenidos en línea familia Multi;licador muchos Desentreno es Eventos con regalos online los c¡valores ,asi que habla de ti Multiplicadoor en Desenvreno caso aunque me cuesta mucho dinero y no hago Mulhiplicador y Radicak dos trabajos y 55 años te aseguro que mi prole hacen y tiene carrera con esfuerzo de toda la casa mi mujer lleva la casa trabaja y trae un paston la verdad,pero a mis mi prole no se le s regala nada y en verano.

a una cosa soy catalanespero que eso no sea un handicap. Real Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador. no se, peruna cosa yo tengo claro clarismo, yo consumir por consumirno lo voy a hacer, yo soy un consumidor racionalyo paso gastar por gastar para tener en tu casa porquerias por doquier que nunca utilizar, pues como que no, yo cosumo cuando la necesidad lo crea necesario, no vamos a hacer unos borregos como en EEUU que sale una cosita y todo el mundo como borregos dias antes en las puertas, donde esta la personalidad.

Juana la loca Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador. A zara y al corte inglés que les den por el saco que han hundido los pequeños comercios d todas las ciudades, a tomar por el saco, o todos moros o todos cristianos, anda ya! jose Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador.

Esta semana he estado en la lonja de pescado de Sanlucar, ya que como algo excepcional permitian la entrada a quien quisiera.

Y se armo un follon tremendo porque los pescaderos no querian que los que estabamos alli vieramos al precio que compraban el pescado. Un ejemplo: Se compraban gambas medianas por menos de dos euros el kilo que luego he comprobado que ellos vendian por mas de siete. Asi que si tiene que haber deflacion pues aila.

Yo hace tiempo que no gasto un duro en algo que no necesite expresamente. Ya estoy arto de pagar tres o cuatro veces por algo que a quien lo produce no le da ni para pipas. a jose : exactamente pienso lo mismo, que al agricultor que es el que se sacrifica le pagan una miseria y a los crios de los intermediarios que no hacen nada que tienen las manos suaves de tocarse los miguel el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador.

Este gobierno es una asquerosidad, que dimitan todos. estaria bienhacer una pagina- www. basura son los politicos y los banqueros, que nos oprimen en impuestos, y otros, y ahora nos piden que gastermos.

QUE SE Fastidien. y que los sueldos de zapatero, rajoy, etc superiores a euros al mes. lo oficial, FUERA POLITICOS DE MIERDA.

no gasteis mas de lo necesario, para dar de comer a estos mierdas, que se pudran. y que cohgan pico y pala, y curreny no vayan con a verborrea y los trajes de euros, politicis sois unos judas todos. Polka2 Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador. CHABOLO el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador.

Exponedre un planteamiento al que llevole dando vueltas en la cabeza hace tiempo, y que a me gustaria que alguien entrara a debatir sobre sus posibilidades y sus errores.

Alla voy: 1ºEl dinero es como la materia, ni se crea ni se destruye, es decir, dinero tiene que haber, lo que pasa que esta mal repartido. El gobierno debería aprovechar la coyuntura actual para luz proyectos de aprovechamiento de energías naturales y otros que pudieran ventaja competitiva.

El gobierno debería avalar las lineas de financiación que los bancos hagan a las empresas ejecutoras de dichos proyectos. Creo que el estado se debería limitar a actuar como avalista en vez de inyectar liquidez a unos bancos como consecuencia de su imprevisión, para que encima luego sean ellos los que deciden como aplican una líquidez que destinada es a resolver los problemas de todos aquellos que sufrimos las consecuencias de dicha imprevisión, no a resolver los problemas en que los mismos bancos se han metido.

A chabolo intento responderte con toda mi humildad: 1. xavi Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador. Para François. Tienes un nombre frances, y si efectivamente eres frances, je peux te dire que tu es le plus grand con de la terre. Si no eres francés es que eres catalán, pues te diré que ninguna empresa se instala en ningún país si no encuentra un panorama favorable mercado, mano de obra y diversas ayudas.

Si los españoles somos unos borregos como tú piensas es sobre todo por haber dejado que todas estas empresas con las ayudas de todos los gobiernos de España se instalen en las regiones o región que tú describes y haberles abierto un mercado de 45 millones de habitantes locos por consumir.

En conclusión, son sobre todo todas estas empresas extranjeras quienes les deberían darle las gracias a todos estos borregos de españoles por consumir sus productos. Tijuana Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador. Para francois: A parte de la siesta, por cierto muy recomendable para la salud que además ya la estan adoptando muchos paises del mundo, creo que te confundes de país.

Lo de la cerveza se lo tendrias que decir a los alemanes e ingleses que cuando vienen a nuestro país dan pena, no saben nada más que emborracharse y quedar como despojos humanos. Si eres fránces, pues que salvo Paris y alguna ciudad más el resto del país esta compuesto basicamente de aldeanos venidos a más, vosotros si que podeis decir que gracias a USA no estais todavia criando gansos para hacer foigras.

Con respecto a los italianos corramos un "tupido velo". Y no se por que dices que el comentario es para todos menos para los catalanes, salvo excepciones la mayoria de la población catalana procede o es descendiente directo o indirecto de españoles.

Teniendo en cuenta que en Cataluña solo la quinta parte de la población quiere ser independiente y que son siempre los mismos oportunistas políticos y afines, no se que quieres decir. La pena es que en el reto de España solo se escuche la voz de los cuatro tarados políticos que tenemos aquí, pero ellos no representan a todos los catalanes vease ERC solo mil votos y menguando en cada elección cada vez másy si gana el PSC es por que muchos de sus votantes son residentes en Cataluña provienen de la inmigración pero no nacidos aquí y los muy ingenuos se piensan que votan PSOE, que por cierto ya no es un partido, ni es socialista, ni es obrero y mucho menos español.

Gabacho mira, son ganas de tocar la moral, os fuistes una vez escaldados de nuestra tierra, asi que callate. Pena das!!!!. renegado el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador.

Para "panchito", no sabía que a los inmigrantes americanos se les llamara "panchitos". Tiene toda la razón del mundo. la juventud española es la peor de Europa en formacióneducación y ganas de trabajar, lo de trabajar y estudiar no lo entienden los alcohólicos cerebros de los jóvenes españoles.

No tiene la culpa la juventud sola, sus padressus abuelos, toda la sociedad española lo tiene. La inmigración americana de lengua española es la mejor de toda, traen la antigua educación españolamuy superior a cualquier europea y por supuesto a la basura de la sociedad española actual.

Enhorabuena "panchito" gente como tu enriquece la sociedad en la que se encuentra. Por favor no te vayas. JJ el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador. a vivir que son dos dias. para el trastero ahorro electrico y depresivo 2-no leas libros, periodicos, revistas ahorro opticas y ecologia y depresivo 3-pasea jugando a esquivar bares, esparates ni entrar en centros comerciales ahorro gasolina, y depresivos 4- cuando estes a punto de reventar masturbate, no hagas el amor ahorro energenico y depresivos VERAS TU ECOMIA MEJORAR.

no entiendo Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador. ahora resulta que la culpa la tiene el que ha ganado mucha pasta, como si todos nosotros hubiesemos rechazado ganarla. no olvideis que el que no gana pasta es por que no puede o no sabe.

David Euskadi Autor sin e-mail publico el 5 de Diciembre de a las aviso al moderador. Ni hablar, no estoy de acuerdo con lo que plantea el autor de la nota! CUANDO Zara se ha puesto en los zapatos de los consumidores!!

: Desenfreno de Multiplicador Radical

ไม่รองรับเบราว์เซอร์นี้ La crítica de la Desenfreno de Multiplicador Radical después de Aventura de Pago Slots. Asun Urbieta, que en aquel Rarical formaba parte de la Asamblea de Mujeres de Donostia, Desenfrdno recuerda así: Ofertas de giros exclusivos en un Desebfreno y nos fuimos a Bilbo, nos íbamos a encerrar al Ayuntamiento con todas las demás. Además, el relato fundante sobre Dios, se desdibuja en una galaxia abierta de narraciones e interpretaciones con múltiples sentidos sobre lo Absoluto, lo Infinito, lo Trascendente, lo Otro, etc. Incautaron los historiales clínicos del centro y citaron a declarar a ciento cuarenta mujeres que al parecer habían abortado allí. Piccato, Pablo. Pero surge una consecuencia inesperada, aunque enteramente consistente con la lógica del texto.
Servicios Personalizados Al juntarse recalcan una vez más que el espacio político solo puede darse entre la gente, en los espacios que median entre mi cuerpo y otros cuerpos. En se estableció por decreto ley que todas las mujeres casadas necesitarian del permiso marital para poder trabajar fuera de casa. del Valle, José and Luis Gabriel-Stheeman. Además, es un conocedor del ejercicio de la fe, es decir, el «hombre loco» al momento de ser expulsado de las iglesias por entonar el requien aternam deo manifiesta un conocimiento que va más allá del manejo de los creyentes corrientes, es decir, denota un dominio de los rituales eclesiásticos básicos, pero no populares. NIETZSCHE: El anticristo.
Servicios Personalizados

Conservative-leaning Porfirians described neologisms-Gallicisms, technicisms, Anglicisms-with an eye toward not just moral considerations referring to them as sinful or ethically-inflected but also in terms of disease, hygiene, borders, and anarchy.

The image that conservatives donned-presenting themselves as safeguarding Spanish like a cleaning crew sent to a hazmat accident-thus did jibe with various Porfirian desiderata: Positivist politics, sanitary measures, order and progress.

Notably writing in the post-Revolution, Reyes-unlike Porfirian conservatives-casts the operation as research gone wrong. Incredibly, Pimentel concludes the article by calling into question the whole business of the press-even raking his own article over the coals-while defending the cogency of his arguments.

Striking for our considerations here are the language politics that Pimentel evokes throughout the piece; the author abrades the younger generation for their predilection for neologisms, their unimaginative admiration for all things foreign, and their abuse of language.

And because of this, those aforementioned anti-broth-ites are drunk on words, on professions, and thoughts. What a resounding word! And oh, how absolutely new! And oh, what concise sentences!

Short sentences, but clumsy ones. For them, the press is an immoral means to a better end. The type of criticism Pimentel levels at liberals here-as being intoxicated by novelty and imagined change-can be best analyzed and already seen above via a Durkheimian-esque toolkit.

While negative rites preserve limits between the sacrosanct and the mundane keeping kosher, separation from the collective, etc. positive rites forge a sense of community, of ties that bind On the other hand, it does this by recoiling from certain words, certain dishes, and certain activities.

Were liberal-leaning Porfirians more willing to accept the neologisms, Gallicisms, and Americanisms that conservatives rescinded? A second sampling of journalism written during the Porfiriato suggests some important points of difference.

First, more liberal-leaning publications critiqued the perceived stodginess of the Royal Spanish Academy and its affiliated, regional institutions. Secondly, it was proposed that Spanish needed to evolve-the language should evince a type of flexibility that would allow it to take part in an international community characterized by commerce, creativity, and science.

Evolution-privileged theory of nineteenth-century scientific thought-was presented as applicable to languages as well.

In sum, scientific discourse was an inevitable reference for most any Porfirian argumentation. Yet other newspapers examine the flexible of English, of Japanese, and lament that Spanish is not accepting scientific-savvy technical language fast enough De la Peña held positions both in the Mexican Academy and the Spanish Royal Academy, and Frías y Soto sardonically recounts how:.

Ángel de la Peña is an enthusiastic and a zealous vigilante of the Spanish language, and, should he have his druthers, would stretch more than a sanitary cord to preserve us from the entrance of foreign words; rather, he would erect a Great Wall of China there, closing off the path from any migrant bohemian….

Alternatively for Frías y Soto, languages have always changed over time-they must, in order to survive. In conclusion, Porfirian discussion surrounding the acceptance and appropriateness of neologisms can be understood as part of an ongoing culture war in which conservative and liberal grievances were aired.

retrieved on January 16, Adame, Goddard J. El pensamiento político y social de los católicos mexicanos: Mexico: Universidad Nacional Autónoma de México.

Anderson, Benedict R. Imagined Communities: Reflections on the Origin and Spread of Nationalism. New York: Verso. Beezley, William H. J udas at the Jockey Club and other episodes of porfirian Mexico. Lincoln: University of Nebraska Press.

Benes, Tuska. Detroit, Mich: Wayne State UP. Brushwood, John Stubbs. Una especial elegancia: narrativa mexicana del porfiriato.

Mexico: UNAM. Case, Robert. Ceballos, Ciro B. Panorama mexicano Memorias Estudio introductorio y edición crítica Luz América Viveros Anaya. Mexico: Universidad Nacional Autónoma de México.

Ceballos Ramírez, Manuel. Cifuentes, Bárbara. José del Valle, , Cambridge: Ed. Cambridge UP. Connaughton, Hanley B. Dimensiones de la identidad patriótica: Religión, política y regiones en México, siglo XIX.

México: Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa. Durkheim, Émile, and Karen E. The Elementary Forms of the Religious Life. New York: The Free Press. Durkheim, Émile. William S. García Icazbalceta, Joaquín, and Luis García Pimentel. Vocabulario de mexicanismos.

México: Tip. y lit. Aguilar Vera. Goldgel Carballo, Víctor. Cuando lo nuevo conquistó América: Prensa, moda y literatura en el siglo XIX.

Havana: Fondo Editorial Casa de las Américas. Hale, Charles A. Transformation of liberalism in late nineteenth-century Mexico.

Princeton, N. Hammett, Brian. William Fowler and Humberto Morales, , Puebla: BUAP-Secretaría de Cultura-University of Saint Andrews. Hobsbawm, Eric J. Nations and nationalism since programme, myth, reality. Cambridge: Cambridge University Press.

Hunter, James Davison. Culture Wars: the Struggle to Define America. New York: Basic Books. Lomnitz, Claudio. Morales Moreno, Humberto y William Fowler. Dora Kanoussi, Mexico: Plaza y Valdés Editores.

Palma, Ricardo. Neologismos y americanismos. Lima: Imprenta y Librería de Carlos Prince. Peña, Rafael Ángel de la. Discurso sobre los elementos constantes y variables del idioma espanol.

Mexico: Imp. de Francisco Díaz de León. Blancarte, Mexico: Fondo de Cultura Económica. Piccato, Pablo. The tyranny of opinion: honor in the construction of the Mexican public sphere. Durham: Duke UP. Rama, Carlos M. Historia de las relaciones culturales entre España y la América Latina: s.

México: Fondo de Cultura Económica. Ramos i Duarte, Féliz. Diccionario de mejicanismos: colección de locuciones i frases viciosas, con sus correspondientes críticas i correcciones fundadas en autoridades de la lengua: máximas, refranes, provincialismos i remoques populares de todos los estados de la República mejicana.

Salto, Graciela Nélida. Segre, Erica. Intersected identities: strategies of visualisation in nineteenth and twentieth-century Mexican culture. New York, Berghahn.

Soto Correa, José Carmen. Movimientos campesinos de derecha en el Oriente Michoacano: comuneros, campesinos, caudillos y partidos. Mexico: Hoja Casa Editorial. Tenorio, Mauricio. Hale , coord. Josefina Z. Vásquez, Mexico: El Colegio de México. del Valle, José and Luis Gabriel-Stheeman.

Luis Gabriel-Stheeman and Jose del Valle. Weiner, Richard. Wright-Rios, Edward N. Searching for Madre Matiana: Prophecy and Popular Culture in Modern Mexico. Albuquerque: University of New Mexico Press. Zea, Leopoldo. El positivismo en México. Nacimiento, apogeo y decadencia. Mexico: FCE. El Amigo de la Juventud [ Links ].

Por otra parte, la declaración mortuoria de Dios supone varias otras muertes y exigencias que cargarán los hombros del «nuevo hombre en tanto que ideal»:. En definitiva, resulta ser una perspectiva exultante, destinal y superadora de la autónoma condición alcanzada por la modernidad:.

A todos esos pájaros atrevidos que vuelan hacia espacios lejanos les llegará un momento en el que no podrán avanzar más y habrán de posarse en un mástil o en un pelado arrecife, sintiéndose felices por haber dado con tan miserable cobijo.

Pero ¿cabe concluir de aquí que no queda ante ellos un espacio libre e infinito y que han volado todo lo que podían volar? Sin embargo, todos nuestros grandes iniciadores y precursores acabaron deteniéndose, y cuando el cansancio se detiene no adopta actitudes nobles ni graciosas.

Lo mismo nos sucederá a ti y a mí. Este pensamiento, esta fe nos anima, se echa a volar. Compite con ellos, vuela cada vez más lejos y más alto, se lanza directamente por los aires como una flecha, por encima de nuestras impotentes cabezas, y desde lo alto del cielo ve en las lejanías del espacio bandadas de pájaros mucho más poderosos, que se lanzaron en nuestra misma dirección, allí donde no hay más que mar y mar.

Puede que un día se diga de nosotros que echamos a navegar hacia el oeste esperando llegar a unas Indias desconocidas, pero que nuestro destino era naufragar en el infinito. O tal vez se diga más bien, hermano mío, que.. Pero que, sin embargo, exterioriza una contradicción inmanente al discurso secularizador de la autonomía moderna:.

La muerte de Dios libera y dispersa. Coloca al sujeto entre ambivalencias cruzadas. Lo provee de autonomía pero le sustrae fundamento y continuidad. No hay un final de la historia en que confluyan sus acciones, ni un sentido que permita inscribir su vida personal en una totalidad unitaria Como afirma Deleuze, la «proposición de la 'muerte de Dios', es la proposición dramática por excelencia» 59 que expresa la experiencia humana de autonomía como también la conciencia del nihilismo abierto por la insolencia moderna de liberación.

Además de este carácter dramático, la expresión encierra «momentos», «instancias» o «versiones» del acontecimiento que cumplen una función explicativa-genealógica del mismo, pues «la proposición dramática es sintética, luego esencialmente pluralista, tipológica y diferencial» 60 que deriva en la imagen trágica del mundo, en que el trans-mundo ha sido falazmente develado y que a partir de su evidencia, comienza «el amanecer de la tierra» 61 , el comienzo de su sentido, la reposición de su habitante y la re-valorización de la «vida».

La declaración mortuoria de Dios, se presenta en tres partes claramente distinguibles. Atendemos primeramente a un símil representado en «sol-existencia» máxima expresión de heroísmo frente a lo trágico de la existencia con el «asesinato-pérdida de sentido» máxima expresión de la depotencialización de las fuerzas vitales.

Comienza con la imagen de la acción del asesinato atribuyéndole al hombre la capacidad de desatar la existencia de la tierra del sol. Esta pregunta pone de relieve otras dos cuestiones: primero, que si bien Dios, tanto en las preguntas e ironías de los ateos 62 , como en la tesis de que se lo ha asesinado aparece siendo como un hombre, y segundo, que el asesinato de Dios se muestra como un hecho autónomo de Él, siendo que, al modo de la tierra respecto del sol, recibe de Él la vida y en tal sentido depende esencialmente de Él.

Por eso el destino de la tierra, del hombre, es tener al sol, a Dios, como su centro y poder girar en torno a Él La aspiración de la tierra de autonomía respecto del sol, es un imposible, pues se descentra radicalmente la existencia humana, porque se ha dado muerte a Dios y con él ha desaparecido todo centro de referencia fundamental que da sentido y orienta, desaparece toda dirección y la tierra se precipita a un abismo en el que no existe arriba ni abajo, adelante ni atrás: se arroja hacia todos los lados y, por ende, hacia ninguno.

La tierra vaga errante en un sentido tajante: no es que se mueva sin cesar de un punto a otro, puesto que no hay referencias. La errancia es radical porque se experimenta al interior del sujeto desde una nada infinita.

La ausencia absoluta de sentido y la imposibilidad absoluta de encontrarlo. Es la noche que se hace más y más noche, más y más fría, precisamente por efecto de su desvinculamiento del sol. En otras palabras, la propia vida se hace más y más imposible y camina o deriva hacia su extinción.

Desatado del sol Dios , el hombre, sin dirección se siente dueño de todas las direcciones, no obstante, es incapaz de erigir una nueva y mantenerla. El tercer punto en la serie de preguntas, reitera el carácter humano de Dios asesinado, pero con una intención que pone al descubierto algo que vendrá enseguida: pregunta a los ateos si no escuchan a los sepultureros de Dios que lo entierran, si no huelen la descomposición del cadáver de Dios.

Interpretamos «descomposición» como aquel proceso de desmontaje de los fundamentos iniciados por la modernidad racionalizadora. Se inicia con una nueva serie de preguntas, orientada a los siguientes puntos: primero, que no hay consuelo posible, esto es, perdón, redención, expiación por la acción colectiva cometida.

La razón es que se ha asesinado a lo más santo y poderoso, fuente y posibilidad de todo acto de penitencia en vista al perdón y consuelo, puesto que no hay sustituto de Dios: con su muerte muere todo aquello que consuela al hombre, llámese «sentido», «valor», «verdad», cuya fuente era Dios mismo.

La alternativa ha quedado clara: o Dios, fuente de la vida o la Nada y la muerte. De la sangre de Dios nadie puede lavarse, sólo Dios puede lavar su sangre y Él ha muerto. Como consecuencia, el hombre ha de cargar con el desconsuelo y culpa del acontecimiento. Pero viene un segundo punto, al que ya se había hecho referencia más arriba: se pregunta si tal acto no es demasiado grande para el hombre —lo que parece ser evidente—.

Pero surge una consecuencia inesperada, aunque enteramente consistente con la lógica del texto. El acto, en efecto, le quedaba al hombre demasiado grande en un sentido muy preciso: era propio sólo de un Dios. Es lo que está en el fondo de su pretensión de autonomía total al desatarse del sol, pues tal acto es irrevocable y funda una historia nueva más alta que toda historia habida hasta entonces, convirtiéndose para el hombre en un destino.

En efecto, una vez que pretendió ser igual a Dios, debió asumir de manera radical tal pretensión y esto significa ser capaz de ser efectivamente autónomo, esto es, convertirse en Dios o en supra-hombre, a lo menos, en más que un hombre.

Y la fuerza de su argumento reside en que la «muerte» y «asesinato de Dios» no son hipótesis, sino descripciones de un rasgo que define a la modernidad y al mundo contemporáneo, a saber: un mundo y una cultura en el que el hombre ha hecho de su propia autonomía el supremo valor de la existencia, buscando de manera frenética el dominio de todos los ámbitos de la existencia, para así convertirse en autodependiente, en autor y señor de la vida y la historia, en ingeniero de la felicidad y garante de su alcance mediante la ciencia y la técnica como racionalidad de medios —poder— que se define por medios económicos en función del bienestar, como único fin y supremo valor.

Es importante notar que la pretensión a la autonomía de todo poder superior al hombre, la aspiración a la absoluta autodependencia lo que se ha llamado la secularización del mundo moderno fundada en el olvido de los valores supremos que parecen caducos, fuera de moda o retrógrados , es indisociable de la aspiración al poder y omnipotencia que tendría que hacer posible tal autonomía.

Y se trata, por cierto, de un poder estrictamente humano, un despliegue al infinito del poder del hombre. La imagen nietzscheana del superhombre es ambivalente; y en esta ambivalencia se esconde un drama existencial.

El superhombre representa un tipo biológico más elevado, que podría ser el producto de un cultivo consciente de su propósito, pero también es un ideal para todo el que quiere adquirir poder sobre sí y cultivar y desarrollar sus virtudes; es un ideal con fuerza creadora, que sabe tocar todo el teclado de la capacidad humana de pensar, de la fantasía y de la imaginación.

El superhombre realiza la imagen completa de lo posible para el hombre, y por eso el superhombre de Nietzsche es también respuesta a la muerte de Dios. El Dios fuera de él está muerto; pero está vivo el Dios del que sabemos que vive solamente a través del hombre y en el hombre; este Dios es un nombre para designar el poder creador del hombre El hombre no aspira a ser «Dios», sino que para llegar a ser Dios, para lo cual deberá superar las consecuencias de la «muerte de Dios»: el nihilismo en su primera fase, marcado esencialmente por la ausencia y carencia dolorosa de Dios, por la nostalgia de Dios; deberá superar todo sentimiento de carencia y nostalgia de Dios, llegando a ser capaz de suprimir de su sintaxis tanto la palabra «Dios» como la palabra «Nada».

Superada esta etapa, será capaz de vivir sólo en dependencia de sí mismo El relato del silencio tanto del «hombre loco» como de sus auditores marca esta parte del texto.

De ahí que rompa su lámpara contra el suelo el símbolo de las consecuencias de la muerte y asesinato de Dios , simplemente porque los hombres no han tenido aún la experiencia de aquello que les habla.

El acto del asesinato y desvinculamiento de Dios, es simultáneo y supone asumir la búsqueda de la autodependencia, de la omnipotencia. Y ambas exigencias son un hecho que se despliega en la modernidad, sólo que el hombre aún no ha tomado conciencia de su significado, particularmente en cuanto sigue pretendiendo ser «creyente» de una ciega veneración que ahora es una sombra de Dios, vale decir, respetar valores absolutos, vivir en función de un sentido, creer en la verdad, cree en la razón, en el progreso, en la ciencia, etc.

Finalmente, se relata el afán por parte del «hombre loco» de visitar iglesias y cantar el «descanso eterno de Dios». Este punto es altamente irónico y mordaz, pero clave para sopesar el derrumbamiento personal, espiritual del «hombre loco» como expresión de identidad, de una identidad metamorfoseada y descentrada de su sitio original.

Lo que se canta en las iglesias es el réquiem, es decir, «Dios, dale el descanso eterno», lo que resume el sentido del texto y espíritu moderno que persigue la autonomía. Complejos cruces de significaciones nutren el sentido del texto, como asimismo sirve para dibujar el espíritu moderno frente a su destino La «muerte de Dios» es el gran acontecimiento de la indefinición, es decir, es el advenimiento de lo que no tiene tiempo, pero que ha sucedido, lo que Deleuze y Guattari se refieren con «tiempo Aiôn» al «tiempo indefinido del acontecimiento, la línea flotante que sólo conoce las velocidades y que no cesa a la vez de dividir lo que ocurre en un déjala [ya allí] y un pas-encoré-lá [no todavía allí], un demasiado tarde y un demasiado pronto simultáneos, un algo que sucederá y que a la vez acaba de suceder» Lo que debe anunciar Zaratustra —junto con la tarea reveladora de compartir la doctrina del «eterno retorno de lo mismo»—, es la gran verdad que trae su boca, que no se trata de un anhelo o deseo, sino de una constatación y explicitación de un acontecimiento aterrador: Dios ha muerto y, por ello, ha muerto también el principio y garante de la cultura como se ha venido pensando.

Es la «araña universal» que está en el centro de la telaraña de la razón y que supone extraer las consecuencias inmediatas y directas de la «muerte de Dios», es decir, forzar a Dios a salir de sus tradicionales refugios, que han sido la religión, la teología, la filosofía: el verbo y el lenguaje.

La vieja hembra engañadora o la razón en el lenguaje:. Temo que no vamos a desembarazarnos de Dios porque continuamos creyendo en la gramática La «muerte de Dios» dibuja la bifurcación en los caminos abiertos para el hombre:. No, sólo la verdad, aunque ésta fuese sumamente horrible y repulsiva.

Palabras finales. Como vimos más arriba, la noticia de que «Dios ha muerto» no es futurista, no es un aviso premonitorio, tampoco un deseo proveniente de un ateísmo desenfadado o un desencanto espiritual, sino todo lo contrario, relata un acontecimiento en desarrollo, que ha sucedido antes y que está sucediendo, mientras y después de que se tenga referencia de él.

Ya el mar está vacío y el horizonte no existe. Si bien, como la luz de las estrellas más lejanas, el acontecimiento aún está en camino, vivimos mirando al sol del crepúsculo y no al de la aurora. Las teorías metafísicas tradicionales operaron como sistemas globales referidos a un único principio de lo real y fundamento cosmo-visional, cuyo objetivo era establecer una correlación entre «ser» y «pensamiento» donde se privilegia la identidad, la idea y la teoría, respondiendo así a una necesidad ontológica y epistemológica de un principio explicativo último desde el cual explicar las determinaciones del ser y desde el cual fundamentar las cualificaciones de la realidad:.

La muerte de Dios ha sido entendida por la modernidad como un progreso, el triunfo de la razón, la posibilidad de construir un mundo a imagen y semejanza del hombre. La secularización aparece como la síntesis superadora del dogmatismo y un paso de gigante hacia un futuro de libertad antes apenas previsto.

Para Nietzsche se trata de una sustitución: destitución de la correlación de fuerzas que culminaba en Dios y de la que pendía todo un sistema de valores, de convicciones, de certezas La lectura en clave de progreso, el optimismo moderno, no es otra cosa que la perspectiva del vencedor: el conjunto de fuerzas 'hombre moderno' ha superado al conjunto de fuerzas Lijo de Dios'.

Nietzsche denuncia la conversión de tal victoria en síntesis superadora: el hombre más feo ha matado a Dios; se trata de la crónica de una batalla; manifiesta un estado coyuntural: también el hombre es algo que tiene que ser superado En fin, la «muerte de Dios», es un acontecimiento que se anida en el mismo cristianismo, en su misma administración sacramental, pero sobre todo, se oculta en su accionar socio-cultural como «Cristiandad», es decir, como paradigma cultural expresivo-estético, psico-espiritual, normativo-ético forjador de una identidad que en la entrada de la época moderna, cae tanto en crisis de modulación práctica como en fragmentación de su estructura racional.

Sumario: Introducción; 1. La grieta abierta por la «muerte de Dios»: el nihilismo como deshumanización; 2. Sentidos de la «muerte de Dios» como metáforas modernas; Palabras finales. Profesor del Departamento de Filosofía de la Universidad Católica del Maule Talca, Chile. Entre sus publicaciones recientes destaca "Patxi Lanceros y las fronteras reveladas de lo moderno.

De la revolución a la globalización" , "Patxi Lanceros y el cansancio de una modernidad onto-tecnologizada" , "La apropiación de l sentido de la comprensión: las experiencias hermenéuticas de diálogo y comprensión a partir de Gadamer" , "Gadamer y la "comprensión efectual": diálogo y tra- dicción en el horizonte de la koiné contemporánea" El presente artículo se inscribe dentro del Proyecto de Investigación Postdoctoral que actualmente el autor lleva a cabo en el Departamento de Historia de la Filosofía, Estética y Filosofía de la Cultura de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona España , bajo la tutoría del Dr.

Miguel Morey Farré. Proyecto titulado La modernidad revelada. Estructuración y rendimiento hermenéutico de la figuratividad en el pensamiento de Nietzsche y Gadamer, con apoyo financiero de Becas Chile-CONICYT , N° HÖLDERLIN: Poesía completa. Ediciones 29, Barcelona , Pan y vino, HEGEL: Fe y saber o la filosofía de la reflexión de la subjetividad en la totalidad de sus formas como filosofía de Kant, Jacobi y Fichte.

Biblioteca Nueva, Madrid , LANCEROS: La herida trágica: el pensamiento simbólico tras Hölderlin, Nietzsche, Goya y Rilke, Anthropos, Barcelona , Nosotros aquí denominaremos como «acontecimiento» aquel suceso que forma o hace época en la existencia histórica, y por ello, no puede ser olvidado, pero que a la vez, rebasa la comprensión del sujeto.

NIETZSCHE: La gaya ciencia. Akal, Madrid , III, §, 'Nuevas luchas', , en adelante GC: «Después de la muerte de Buda, se mostró aún durante siglos, en una cueva, su sombra —una sombra colosal y pavorosa.

Dios ha muerto: pero, siendo los hombres lo que son, habrá acaso aún por espacio de milenios cuevas donde se muestre su sombra. NIETZSCHE: Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie. Alianza, Madrid , IV, 'La sombra', , en adelante Z. COLLI: Después de Nietzsche.

Anagrama, Barcelona , 'Vida eterna y larga vida', BAUMAN: La posmodernidad y sus descontextos. Akal, Madrid , HEIDEGGER: "La frase de Nietz serie Dios ha muerto", en Caminos de bosque.

Alianza, Madrid , El destacado es nuestro. HEIDEGGER: Caminos de bosque, NIETZSCHE: La genealogía de la moral. Un escrito polémico. Alianza, Madrid , III, 14, , en adelante GM. DELEUZE: Nietzsche yla filosofía. Anagrama, Barcelona , Además tal formulación contiene y expresa un género literario «parabólico», incluso «kerigmático», que pone en escenas a personajes, a la vez, determinados e indeterminados con el fin de que los oyentes de la parábola puedan identificarse con algunos de ellos y así poder desentrañar su significación a partir de diversas lecturas e interpretaciones.

BISER: Nietzsche y la destrucción de la conciencia cristiana. Sígueme, Salamanca NIETZSCHE: Fragmentos postumos Norma, Santafé , noviembre marzo , §2, CAMUS: El hombre rebelde. Losada, Buenos Aires , AVILA: El desafío del nihilismo. La reflexión metafísica como piedad del pensar.

Trotta, Madrid El movimiento pesimista no es más que la expresión de una decadencia fisiológica». NIETZSCHE: El nihilismo: escritos postumos. Península, Barcelona , 17[8], El nihilismo es una extraña fórmula que incluye relativismo e intolerancia, desenfreno y apatía, adhesión y temor.

NIETZSCHE: Fragmentos postumos , otoño , NIETZSCHE: Sobre la utilidad y los perjuicios de la historia para la vida. EDAF, Buenos Aires , §8, NIETZSCHE: Crepúsculo de los ídolos o cómo se filosofa a martillazos.

Alianza, Madrid , "Los cuatro grandes errores", §7, 69, en adelante CI. SÁNCHEZ MECA: El nihilismo. Perspectivas sobre la historia espiritual de Europa.

Síntesis, Madrid , NIETZSCHE: La voluntad de poderío. EDAF, Madrid , §7, VERGARA: "Modernidad y nihilismo", en A. ORTIZ-OSÉS y P. LANCEROS dirs.

Asuntos relevantes de la vida humana. NIETZSCHE: Fragmentos postumos , junio , 6, VATTIMO: El fin de la modernidad. Nihilismo y hermenéutica en la cultura posmoderna. Gedisa, Barcelona , LANCEROS: "Nihilismo", en A. Asuntos relevantes de la vida humana, LANCEROS: La herida trágica: el pensamiento simbólico tras Hölderlin, Nietzsche, Goyay Rilke, VATTIMO: Las aventuras de la diferencia.

Pensar después de Nietzsche y Heidegger. Península, Barcelona , VALADIER: Nietzsche y la crítica del cristianismo. Cristiandad, Madrid , VATTIMO: Nihilismo y emancipación. Ética, política, derecho.

Paidós, Barcelona , NIETZSCHE: El anticristo. Maldición contra el cristianismo. Alianza, Madrid , §19, En otro lugar, Nietzsche se refiere en los siguientes términos: «¡Ser filósofo, ser momia, representar el monótonoteísmo con una mímica de sepulturero», CI, "La 'razón' en la filosofía", §1, VATTIMO y P.

ROVATTI: El pensamiento débil. Cátedra, Madrid , Estos dos rasgos son claramente homólogos con los caracteres que definen la modernidad y el proceso de modernización en la descripción clásica de Max Weber: tanto la disolución del fundacionalismo como la liberación del conflicto de las interpretaciones son correlatos, aunque no efectos mecánicos, de la pluralización de las esferas de existencia y de los sistemas de valores constatables en el mundo moderno», G.

VATTIMO: Filosofía, política, religión. Más allá del pensamiento débil. Nobel, Oviedo , VATTIMO: Ética de la interpretación. Barcelona, Paidós , FRANK: Dios en el exilio. Lecciones sobre la nueva mitología. WELLMER: Sobre la dialéctica de la modernidad y la postmodernidad.

La crítica de la razón después de Adorno. Visor, Madrid , VATTIMO: Más allá del sujeto. Nietzsche, Heidegger y la hermenéutica. LANCEROS: La herida trágica: el pensamiento simbólico tras Hölderlin, Nietzsche, Goyaj Rilke, NIETZSCHE: El paseante y su sombra.

Siruela, Madrid , §84, Ocurre aquí algo parecido a lo que ocurre en el reino de los astros. La luz de los astros más lejanos es la que más tarda en llegar a los hombres; y antes de que haya llegado, el hombre niega que allí — existan astros. NIETZSCHE: Más allá del bien y del mal.

Preludio de una filosofía del futuro. Alianza, Madrid , 'Qué es aristocrático', §, Nietzsche: Sobre la utilidad y los perjuicios de la historia para la vida, V, §, Ahora, barquita, ¡cuidado!

A tu lado está el océano, es verdad que no siempre brama y que a veces se explaya cual seda y oro y ensueño de bondad.

Pero horas llegarán en que te darás cuenta de que es infinito y que nada hay tan pavoroso como la infinitud. Sobre la misma metáfora, Vid.

GC, IV, § , "Amistad de estrellas", ; GC, IV, §, "La fe en sí mismo", ; GC, IV, §, "¡A las naves! HOPENHAYN: Después del nihilismo. De Nietzsche a Foucault. Andrés Bello, Santiago de Chile , NIETZSCHE: Sobre la utilidad y los perjuicios de la historia para la vida, V, §, De Nietzsche a Foucault, DELEUZE: Nietzsche y la filosofía, Veamos aquellos símbolos representacionales de la crítica nietzscheana que aplica a su época.

En el mercado pululan dos tipos de personajes de características peculiares, las «moscas» y el «pueblo», los que vienen a representar a aquellos hombres que sólo tienen sentidos para los representadores que seducen a los hombres con sus movimientos de grandilocuente comedia.

Frente a estos, surge la figura de un hombre cuyo hogar es la soledad, un hombre que supera el «sí» y el «no» y que no necesita afirmarse en los inventos de los comediantes, siendo capaz de afirmarse a sí mismo en la profundidad de sí mismo.

Y esta autoafirmación molesta al pueblo, quien siente reflejada toda su miseria en la seguridad de sí del hombre que vive en la soledad. VALADIER: Nietzsche y la crítica del cristianismo, SAFRANSKI: Nietzsche.

Y la fuerza de su argumento reside en que la «muerte» y «asesinato de Dios» no son hipótesis, sino descripciones de un rasgo que define a la modernidad y al mundo contemporáneo, a saber: un mundo y una cultura en el que el hombre ha hecho de su propia autonomía el supremo valor de la existencia, buscando de manera frenética el dominio de todos los ámbitos de la existencia, para así convertirse en autodependiente, en autor y señor de la vida y la historia, en ingeniero de la felicidad y garante de su alcance mediante la ciencia y la técnica como racionalidad de medios —poder— que se define por medios económicos en función del bienestar, como único fin y supremo valor.

Es importante notar que la pretensión a la autonomía de todo poder superior al hombre, la aspiración a la absoluta autodependencia lo que se ha llamado la secularización del mundo moderno fundada en el olvido de los valores supremos que parecen caducos, fuera de moda o retrógrados , es indisociable de la aspiración al poder y omnipotencia que tendría que hacer posible tal autonomía.

Y se trata, por cierto, de un poder estrictamente humano, un despliegue al infinito del poder del hombre. La imagen nietzscheana del superhombre es ambivalente; y en esta ambivalencia se esconde un drama existencial.

El superhombre representa un tipo biológico más elevado, que podría ser el producto de un cultivo consciente de su propósito, pero también es un ideal para todo el que quiere adquirir poder sobre sí y cultivar y desarrollar sus virtudes; es un ideal con fuerza creadora, que sabe tocar todo el teclado de la capacidad humana de pensar, de la fantasía y de la imaginación.

El superhombre realiza la imagen completa de lo posible para el hombre, y por eso el superhombre de Nietzsche es también respuesta a la muerte de Dios.

El Dios fuera de él está muerto; pero está vivo el Dios del que sabemos que vive solamente a través del hombre y en el hombre; este Dios es un nombre para designar el poder creador del hombre El hombre no aspira a ser «Dios», sino que para llegar a ser Dios, para lo cual deberá superar las consecuencias de la «muerte de Dios»: el nihilismo en su primera fase, marcado esencialmente por la ausencia y carencia dolorosa de Dios, por la nostalgia de Dios; deberá superar todo sentimiento de carencia y nostalgia de Dios, llegando a ser capaz de suprimir de su sintaxis tanto la palabra «Dios» como la palabra «Nada».

Superada esta etapa, será capaz de vivir sólo en dependencia de sí mismo El relato del silencio tanto del «hombre loco» como de sus auditores marca esta parte del texto. De ahí que rompa su lámpara contra el suelo el símbolo de las consecuencias de la muerte y asesinato de Dios , simplemente porque los hombres no han tenido aún la experiencia de aquello que les habla.

El acto del asesinato y desvinculamiento de Dios, es simultáneo y supone asumir la búsqueda de la autodependencia, de la omnipotencia. Y ambas exigencias son un hecho que se despliega en la modernidad, sólo que el hombre aún no ha tomado conciencia de su significado, particularmente en cuanto sigue pretendiendo ser «creyente» de una ciega veneración que ahora es una sombra de Dios, vale decir, respetar valores absolutos, vivir en función de un sentido, creer en la verdad, cree en la razón, en el progreso, en la ciencia, etc.

Finalmente, se relata el afán por parte del «hombre loco» de visitar iglesias y cantar el «descanso eterno de Dios». Este punto es altamente irónico y mordaz, pero clave para sopesar el derrumbamiento personal, espiritual del «hombre loco» como expresión de identidad, de una identidad metamorfoseada y descentrada de su sitio original.

Lo que se canta en las iglesias es el réquiem, es decir, «Dios, dale el descanso eterno», lo que resume el sentido del texto y espíritu moderno que persigue la autonomía. Complejos cruces de significaciones nutren el sentido del texto, como asimismo sirve para dibujar el espíritu moderno frente a su destino La «muerte de Dios» es el gran acontecimiento de la indefinición, es decir, es el advenimiento de lo que no tiene tiempo, pero que ha sucedido, lo que Deleuze y Guattari se refieren con «tiempo Aiôn» al «tiempo indefinido del acontecimiento, la línea flotante que sólo conoce las velocidades y que no cesa a la vez de dividir lo que ocurre en un déjala [ya allí] y un pas-encoré-lá [no todavía allí], un demasiado tarde y un demasiado pronto simultáneos, un algo que sucederá y que a la vez acaba de suceder» Lo que debe anunciar Zaratustra —junto con la tarea reveladora de compartir la doctrina del «eterno retorno de lo mismo»—, es la gran verdad que trae su boca, que no se trata de un anhelo o deseo, sino de una constatación y explicitación de un acontecimiento aterrador: Dios ha muerto y, por ello, ha muerto también el principio y garante de la cultura como se ha venido pensando.

Es la «araña universal» que está en el centro de la telaraña de la razón y que supone extraer las consecuencias inmediatas y directas de la «muerte de Dios», es decir, forzar a Dios a salir de sus tradicionales refugios, que han sido la religión, la teología, la filosofía: el verbo y el lenguaje.

La vieja hembra engañadora o la razón en el lenguaje:. Temo que no vamos a desembarazarnos de Dios porque continuamos creyendo en la gramática La «muerte de Dios» dibuja la bifurcación en los caminos abiertos para el hombre:.

No, sólo la verdad, aunque ésta fuese sumamente horrible y repulsiva. Palabras finales. Como vimos más arriba, la noticia de que «Dios ha muerto» no es futurista, no es un aviso premonitorio, tampoco un deseo proveniente de un ateísmo desenfadado o un desencanto espiritual, sino todo lo contrario, relata un acontecimiento en desarrollo, que ha sucedido antes y que está sucediendo, mientras y después de que se tenga referencia de él.

Ya el mar está vacío y el horizonte no existe. Si bien, como la luz de las estrellas más lejanas, el acontecimiento aún está en camino, vivimos mirando al sol del crepúsculo y no al de la aurora. Las teorías metafísicas tradicionales operaron como sistemas globales referidos a un único principio de lo real y fundamento cosmo-visional, cuyo objetivo era establecer una correlación entre «ser» y «pensamiento» donde se privilegia la identidad, la idea y la teoría, respondiendo así a una necesidad ontológica y epistemológica de un principio explicativo último desde el cual explicar las determinaciones del ser y desde el cual fundamentar las cualificaciones de la realidad:.

La muerte de Dios ha sido entendida por la modernidad como un progreso, el triunfo de la razón, la posibilidad de construir un mundo a imagen y semejanza del hombre. La secularización aparece como la síntesis superadora del dogmatismo y un paso de gigante hacia un futuro de libertad antes apenas previsto.

Para Nietzsche se trata de una sustitución: destitución de la correlación de fuerzas que culminaba en Dios y de la que pendía todo un sistema de valores, de convicciones, de certezas La lectura en clave de progreso, el optimismo moderno, no es otra cosa que la perspectiva del vencedor: el conjunto de fuerzas 'hombre moderno' ha superado al conjunto de fuerzas Lijo de Dios'.

Nietzsche denuncia la conversión de tal victoria en síntesis superadora: el hombre más feo ha matado a Dios; se trata de la crónica de una batalla; manifiesta un estado coyuntural: también el hombre es algo que tiene que ser superado En fin, la «muerte de Dios», es un acontecimiento que se anida en el mismo cristianismo, en su misma administración sacramental, pero sobre todo, se oculta en su accionar socio-cultural como «Cristiandad», es decir, como paradigma cultural expresivo-estético, psico-espiritual, normativo-ético forjador de una identidad que en la entrada de la época moderna, cae tanto en crisis de modulación práctica como en fragmentación de su estructura racional.

Sumario: Introducción; 1. La grieta abierta por la «muerte de Dios»: el nihilismo como deshumanización; 2. Sentidos de la «muerte de Dios» como metáforas modernas; Palabras finales.

Profesor del Departamento de Filosofía de la Universidad Católica del Maule Talca, Chile. Entre sus publicaciones recientes destaca "Patxi Lanceros y las fronteras reveladas de lo moderno. De la revolución a la globalización" , "Patxi Lanceros y el cansancio de una modernidad onto-tecnologizada" , "La apropiación de l sentido de la comprensión: las experiencias hermenéuticas de diálogo y comprensión a partir de Gadamer" , "Gadamer y la "comprensión efectual": diálogo y tra- dicción en el horizonte de la koiné contemporánea" El presente artículo se inscribe dentro del Proyecto de Investigación Postdoctoral que actualmente el autor lleva a cabo en el Departamento de Historia de la Filosofía, Estética y Filosofía de la Cultura de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona España , bajo la tutoría del Dr.

Miguel Morey Farré. Proyecto titulado La modernidad revelada. Estructuración y rendimiento hermenéutico de la figuratividad en el pensamiento de Nietzsche y Gadamer, con apoyo financiero de Becas Chile-CONICYT , N° HÖLDERLIN: Poesía completa.

Ediciones 29, Barcelona , Pan y vino, HEGEL: Fe y saber o la filosofía de la reflexión de la subjetividad en la totalidad de sus formas como filosofía de Kant, Jacobi y Fichte. Biblioteca Nueva, Madrid , LANCEROS: La herida trágica: el pensamiento simbólico tras Hölderlin, Nietzsche, Goya y Rilke, Anthropos, Barcelona , Nosotros aquí denominaremos como «acontecimiento» aquel suceso que forma o hace época en la existencia histórica, y por ello, no puede ser olvidado, pero que a la vez, rebasa la comprensión del sujeto.

NIETZSCHE: La gaya ciencia. Akal, Madrid , III, §, 'Nuevas luchas', , en adelante GC: «Después de la muerte de Buda, se mostró aún durante siglos, en una cueva, su sombra —una sombra colosal y pavorosa.

Dios ha muerto: pero, siendo los hombres lo que son, habrá acaso aún por espacio de milenios cuevas donde se muestre su sombra. NIETZSCHE: Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie. Alianza, Madrid , IV, 'La sombra', , en adelante Z.

COLLI: Después de Nietzsche. Anagrama, Barcelona , 'Vida eterna y larga vida', BAUMAN: La posmodernidad y sus descontextos. Akal, Madrid , HEIDEGGER: "La frase de Nietz serie Dios ha muerto", en Caminos de bosque. Alianza, Madrid , El destacado es nuestro. HEIDEGGER: Caminos de bosque, NIETZSCHE: La genealogía de la moral.

Un escrito polémico. Alianza, Madrid , III, 14, , en adelante GM. DELEUZE: Nietzsche yla filosofía. Anagrama, Barcelona , Además tal formulación contiene y expresa un género literario «parabólico», incluso «kerigmático», que pone en escenas a personajes, a la vez, determinados e indeterminados con el fin de que los oyentes de la parábola puedan identificarse con algunos de ellos y así poder desentrañar su significación a partir de diversas lecturas e interpretaciones.

BISER: Nietzsche y la destrucción de la conciencia cristiana. Sígueme, Salamanca NIETZSCHE: Fragmentos postumos Norma, Santafé , noviembre marzo , §2, CAMUS: El hombre rebelde.

Losada, Buenos Aires , AVILA: El desafío del nihilismo. La reflexión metafísica como piedad del pensar. Trotta, Madrid El movimiento pesimista no es más que la expresión de una decadencia fisiológica». NIETZSCHE: El nihilismo: escritos postumos.

Península, Barcelona , 17[8], El nihilismo es una extraña fórmula que incluye relativismo e intolerancia, desenfreno y apatía, adhesión y temor. NIETZSCHE: Fragmentos postumos , otoño , NIETZSCHE: Sobre la utilidad y los perjuicios de la historia para la vida.

EDAF, Buenos Aires , §8, NIETZSCHE: Crepúsculo de los ídolos o cómo se filosofa a martillazos. Alianza, Madrid , "Los cuatro grandes errores", §7, 69, en adelante CI. SÁNCHEZ MECA: El nihilismo. Perspectivas sobre la historia espiritual de Europa. Síntesis, Madrid , NIETZSCHE: La voluntad de poderío.

EDAF, Madrid , §7, VERGARA: "Modernidad y nihilismo", en A. ORTIZ-OSÉS y P. LANCEROS dirs. Asuntos relevantes de la vida humana. NIETZSCHE: Fragmentos postumos , junio , 6, VATTIMO: El fin de la modernidad. Nihilismo y hermenéutica en la cultura posmoderna.

Gedisa, Barcelona , LANCEROS: "Nihilismo", en A. Asuntos relevantes de la vida humana, LANCEROS: La herida trágica: el pensamiento simbólico tras Hölderlin, Nietzsche, Goyay Rilke, VATTIMO: Las aventuras de la diferencia.

Pensar después de Nietzsche y Heidegger. Península, Barcelona , VALADIER: Nietzsche y la crítica del cristianismo. Cristiandad, Madrid , VATTIMO: Nihilismo y emancipación.

Ética, política, derecho. Paidós, Barcelona , NIETZSCHE: El anticristo. Maldición contra el cristianismo. Alianza, Madrid , §19, En otro lugar, Nietzsche se refiere en los siguientes términos: «¡Ser filósofo, ser momia, representar el monótonoteísmo con una mímica de sepulturero», CI, "La 'razón' en la filosofía", §1, VATTIMO y P.

ROVATTI: El pensamiento débil. Cátedra, Madrid , Estos dos rasgos son claramente homólogos con los caracteres que definen la modernidad y el proceso de modernización en la descripción clásica de Max Weber: tanto la disolución del fundacionalismo como la liberación del conflicto de las interpretaciones son correlatos, aunque no efectos mecánicos, de la pluralización de las esferas de existencia y de los sistemas de valores constatables en el mundo moderno», G.

VATTIMO: Filosofía, política, religión. Más allá del pensamiento débil. Nobel, Oviedo , VATTIMO: Ética de la interpretación. Barcelona, Paidós , FRANK: Dios en el exilio. Lecciones sobre la nueva mitología. WELLMER: Sobre la dialéctica de la modernidad y la postmodernidad.

La crítica de la razón después de Adorno. Visor, Madrid , VATTIMO: Más allá del sujeto. Nietzsche, Heidegger y la hermenéutica. LANCEROS: La herida trágica: el pensamiento simbólico tras Hölderlin, Nietzsche, Goyaj Rilke, NIETZSCHE: El paseante y su sombra. Siruela, Madrid , §84, Ocurre aquí algo parecido a lo que ocurre en el reino de los astros.

La luz de los astros más lejanos es la que más tarda en llegar a los hombres; y antes de que haya llegado, el hombre niega que allí — existan astros. NIETZSCHE: Más allá del bien y del mal. Preludio de una filosofía del futuro.

Alianza, Madrid , 'Qué es aristocrático', §, Nietzsche: Sobre la utilidad y los perjuicios de la historia para la vida, V, §, Ahora, barquita, ¡cuidado! A tu lado está el océano, es verdad que no siempre brama y que a veces se explaya cual seda y oro y ensueño de bondad.

Pero horas llegarán en que te darás cuenta de que es infinito y que nada hay tan pavoroso como la infinitud. Sobre la misma metáfora, Vid. GC, IV, § , "Amistad de estrellas", ; GC, IV, §, "La fe en sí mismo", ; GC, IV, §, "¡A las naves!

HOPENHAYN: Después del nihilismo. De Nietzsche a Foucault. Andrés Bello, Santiago de Chile , NIETZSCHE: Sobre la utilidad y los perjuicios de la historia para la vida, V, §, De Nietzsche a Foucault, DELEUZE: Nietzsche y la filosofía, Veamos aquellos símbolos representacionales de la crítica nietzscheana que aplica a su época.

En el mercado pululan dos tipos de personajes de características peculiares, las «moscas» y el «pueblo», los que vienen a representar a aquellos hombres que sólo tienen sentidos para los representadores que seducen a los hombres con sus movimientos de grandilocuente comedia.

Frente a estos, surge la figura de un hombre cuyo hogar es la soledad, un hombre que supera el «sí» y el «no» y que no necesita afirmarse en los inventos de los comediantes, siendo capaz de afirmarse a sí mismo en la profundidad de sí mismo. Y esta autoafirmación molesta al pueblo, quien siente reflejada toda su miseria en la seguridad de sí del hombre que vive en la soledad.

VALADIER: Nietzsche y la crítica del cristianismo, SAFRANSKI: Nietzsche. Biografía de su pensamiento. Tusquets, Barcelona , Su alma grosera es presa incesante de la discordia, el mundo no es para él más que tinieblas y nada sabe de cantos ni alegría», F.

HÖLDERLIN: Poesía completa, "Los dioses", Z, II, "De los sacerdotes", ; GC, IV, §, "Arquitectura de los cognoscentes", DELEUZE y F. GUATTARI: Mil mesetas.

Pre-Textos, Valencia , Además en GM resalta especialmente: «deberíamos permitirnos el concebir también el origen del lenguaje como una exteriorización de poder de los que dominan: dicen 'esto es esto y aquello', imprimen a cada cosa y a cada acontecimiento el sello de un sonido y con esto se lo apropian», GM, I, 2, NIETZSCHE: Correspondencia.

Trotta, Madrid , "Carta a Elizabet Nietzsche", 11 de junio de , Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons. Servicios Personalizados Revista. SciELO Analytics Google Scholar H5M5.

Español pdf Articulo en XML Como citar este artículo SciELO Analytics Traducción automática. Citado por SciELO Accesos. Citado por Google Similares en SciELO Similares en Google.

cl Resumen El presente artículo, intenta hacerse cargo de las discusiones filosóficas en torno al anuncio nietzscheano de la «muerte de Dios» entendido éste como un evento pluricultural, teórico-práctico y teológico, que ha logrado converger y fijarse como la metáfora determinante dentro de una modernidad que opera un superabundante orden tendenciosamente universal y necesario, producido en un contexto caracterizado por un mundo «desencantado», una multiplicidad ético-moral y una insospechada capacidad técnica.

Abstract The article addresses the philosophical discussions on Nietzsche's "death of God declaration", understood as a multicultural, theoretical and practical theological event.

Introducción Para comenzar nuestra indagación sobre las metáforas de la modernidad en el pensamiento nietzscheano, recordemos el lamento de Hölderlin de la lejanía de los dioses 1 y a Hegel y su Dios ausente en la cultura expresado en un «dolor histórico» y figurado en el «viernes santo especulativo» o «el sentimiento sobre el que se basa la religión de la época moderna, el sentimiento de que Dios mismo ha muerto» 2 , levantan los umbrales de las profecías racionales de la modernidad que narran el enigmático relato de la «sombra de Dios» que se alza amenazante de cubrir, a lo menos, parte de la historia racional y espiritual de occidente y marca ésta la opaca línea que separa el acontecimiento 3 de la «muerte de Dios» de la conciencia que se tiene de él y sus consecuencias inaprensibles 4.

Tanto esta liberación como la exaltación aluden a que la potencia divina ya no es eficaz, no dispensa vida, actividad, movimiento, injerencia y operatividad; la metafísica —la filosofía occidental entendida casi exclusivamente como platonismo y luego teología platonizante— ha concluido y con ella las valoraciones que en ella encontraban su fuerza y fundamento, se han derrumbado: Lo que hay que temer, lo que produce efectos más fatales que ninguna otra fatalidad, no sería el gran miedo [el gran miedo al hombre], sino la gran náusea frente al hombre; y también la gran compasión por el hombre.

El nihilismo es ambiguo. En efecto, la teoría platónica de la realidad escindida entre mundo aparente y trascendente del ser y del valor, que considera a éste último como el «mundo verdadero», popularizado por el cristianismo —que produce una profunda dicotomía en el ser, ahora fracturado como «metafísica del verdugo» 20 —, correspondió a la falta de valor de unos hombres que incapaces de afrontar la vida en su sentido trágico, imaginaron un mundo y una vida mejor más allá de ésta: el «mundo verdadero» no es más que una fábula generada por una «voluntad de poder» determinada a partir de la manipulación de conceptos en absolutización teórica La hermenéutica metafísico-cristiana palidece las fuerzas vitales en tanto que negación valorativa articulada en una moral de la autonegación al hacer entrar en crisis los binomios «materialidad sensible» e «inmaterialidad suprasensible», entre «materialidad cambiante» e «inmaterialidad invariable y eterna»: Los valores superiores, a cuyo servicio debía vivir el hombre, especialmente cuando disponían de él de manera dura y costosa, estos valores sociales se constituyeron con el fin de fortalecerle, como si fueran mandamientos de Dios, como 'realidad', como 'verdadero' mundo, como esperanza y mundo futuro, se construyeron sobre los hombres, ahora que se hace claro el mezquino origen de estos valores, nos parece que el universo se desvaloriza, 'pierde su sentido'; pero éste es solamente un estado de transición No es difícil suponer, entonces, que la «forma en que se han interpretado hasta ahora los valores de la existencia» 24 cobre la figura del nihilismo: ¿Qué significa nihilismo?

En el Crepúsculo de los ídolos o cómo se filosofa a martillados, Nietzsche presenta la historia del errático nihilismo platonizante y su saludable salida en seis fases: 1. se disipa y se aniquila; sobreviene el nihilismo» 32 : Para Nietzsche es claro que la figura de Dios mantenía la homogeneidad del edificio metafísico-teológico vigente en el período más prolongado de la filosofía occidental, en cuanto aparece como la síntesis hipostática de las ideas de unidad, identidad y totalidad.

El relato y la promesa decimonónicos judeo-cristiano de la acción de Dios en el mundo —tanto su elevación a paradigma cosmovisional y simbólico como su consecuente derrumbamiento—, es uno de los quicios filosóficos fundamentales, pues su aventura dramática y su patrón dogmático resultan una explosiva advertencia de la caída de los metarrelatos fundantes de la cultura occidental y no el toque que comunica la llegada del ateísmo, sino lo que desaparece es la «idea monoteísta» de Dios con todo lo que ella supone y garantiza: Dios muere en la medida en que el saber ya no tiene necesidad de llegar a las causas últimas, en que el hombre no necesita ya creerse con un alma inmortal.

Sentidos de la «muerte de Dios» como metáforas modernas La dirección de las aristas del acontecimiento de la «muerte de Dios» se pueden visualizar como sigue: «no es, pues, ni un simple hecho interior, ni una peripecia de orden filosófico ni parafernalia conceptual ni menos a una suerte de rito religioso, sino una modalidad ingresada al mundo que ha tomado forma en la historia de una civilización y que, como tal, concierne a todo hombre que participe sin haber medido su alcance en la originalidad de esta historia» El fundamento-razón encarnado en Dios pierde su potencia, su fortaleza y eficacia, debido al cierre de interpretaciones en una sola posibilidad de afirmación del Dios monoteísta del cristianismo y su creencia «monótono teísta» 37 , el resultado de ciertos principios ordenadores del mundo inteligible que configuran una teología y una suerte de renuncia al devenir terrenal; además simboliza el fundamento del sistema metafísico como idea que explica todo lo que se ordena jerárquicamente, la realidad frente al engañoso devenir: Nietzsche [ Según Vattimo, los cánones de la hermenéutica 39 encuentran su reconocimiento de mecanismo, su seña identitaria en tanto que «pensamiento de la época del final de la metafísica» 40 análoga a la época de la «muerte de Dios» y, como se ha querido presentar, al tránsito a la post modernidad: El anuncio de la muerte de Dios es realmente un anuncio: o, en nuestros términos, la anotación de un curso de eventos en que nos hallamos involucrados, que describimos objetivamente sino que interpretamos arriesgadamente como concluyéndose con el reconocimiento de que Dios ya no es necesario.

El acontecimiento que eclipsa el sentido llega a su climax con la crítica ilustrada a la religión como un «valor»: La Ilustración en relación a los presupuestos teológicos de nuestro pensamiento condujo a la destrucción del mundo suprasensible, y ello desde luego en todas sus formas de aparición: como valor supremo, como creador divino del mundo, como sustancia absoluta, como idea, como absoluto o también como sujeto que capta-produce las modernas ciencias naturales y la técnica Inconsciente del trastocamiento en el «orden», pero específicamente respecto al «encargado» de mantener este ordenamiento, pues la liberación del encarcelamiento de la «voluntad de poder» parece fraguarse independientemente de quién detente tal función y que el precio de tal liberación —la fe— no resulta alcanzable y de interés de pagar para el sujeto: Presos.

Cuando Zaratustra baja de las montañas y encuentra a un anciano eremita —alienado por la protección materna de la espesura del bosque— quien confiesa amar y alabar a Dios, se asombra diciendo: ¡Será posible!

La alegría, la jovialidad, la soltura y la excesiva levedad que otorga la liberación por la búsqueda de justificaciones que re-estructuren la vida ahora sin los residuos del viejo Dios y situada en los debilitados contornos de la historia dibujados por la herida del acontecimiento: Como está nuestra alegría.

Por otra parte, la declaración mortuoria de Dios supone varias otras muertes y exigencias que cargarán los hombros del «nuevo hombre en tanto que ideal» En definitiva, resulta ser una perspectiva exultante, destinal y superadora de la autónoma condición alcanzada por la modernidad: A todos esos pájaros atrevidos que vuelan hacia espacios lejanos les llegará un momento en el que no podrán avanzar más y habrán de posarse en un mástil o en un pelado arrecife, sintiéndose felices por haber dado con tan miserable cobijo.

Pero que, sin embargo, exterioriza una contradicción inmanente al discurso secularizador de la autonomía moderna: La muerte de Dios libera y dispersa. La vieja hembra engañadora o la razón en el lenguaje: Temo que no vamos a desembarazarnos de Dios porque continuamos creyendo en la gramática La «muerte de Dios» dibuja la bifurcación en los caminos abiertos para el hombre: ¿De lo que se trata, entonces, es de alcanzar la idea de Dios, del mundo y de la redención, en lo que uno se encuentra muy cómodamente?

Palabras finales Como vimos más arriba, la noticia de que «Dios ha muerto» no es futurista, no es un aviso premonitorio, tampoco un deseo proveniente de un ateísmo desenfadado o un desencanto espiritual, sino todo lo contrario, relata un acontecimiento en desarrollo, que ha sucedido antes y que está sucediendo, mientras y después de que se tenga referencia de él.

Aguilar Vera. Goldgel Carballo, Víctor. Cuando lo nuevo conquistó América: Prensa, moda y literatura en el siglo XIX.

Havana: Fondo Editorial Casa de las Américas. Hale, Charles A. Transformation of liberalism in late nineteenth-century Mexico. Princeton, N. Hammett, Brian. William Fowler and Humberto Morales, , Puebla: BUAP-Secretaría de Cultura-University of Saint Andrews. Hobsbawm, Eric J. Nations and nationalism since programme, myth, reality.

Cambridge: Cambridge University Press. Hunter, James Davison. Culture Wars: the Struggle to Define America. New York: Basic Books. Lomnitz, Claudio. Morales Moreno, Humberto y William Fowler. Dora Kanoussi, Mexico: Plaza y Valdés Editores.

Palma, Ricardo. Neologismos y americanismos. Lima: Imprenta y Librería de Carlos Prince. Peña, Rafael Ángel de la. Discurso sobre los elementos constantes y variables del idioma espanol. Mexico: Imp. de Francisco Díaz de León. Blancarte, Mexico: Fondo de Cultura Económica.

Piccato, Pablo. The tyranny of opinion: honor in the construction of the Mexican public sphere. Durham: Duke UP. Rama, Carlos M.

Historia de las relaciones culturales entre España y la América Latina: s. México: Fondo de Cultura Económica. Ramos i Duarte, Féliz. Diccionario de mejicanismos: colección de locuciones i frases viciosas, con sus correspondientes críticas i correcciones fundadas en autoridades de la lengua: máximas, refranes, provincialismos i remoques populares de todos los estados de la República mejicana.

Salto, Graciela Nélida. Segre, Erica. Intersected identities: strategies of visualisation in nineteenth and twentieth-century Mexican culture. New York, Berghahn. Soto Correa, José Carmen. Movimientos campesinos de derecha en el Oriente Michoacano: comuneros, campesinos, caudillos y partidos. Mexico: Hoja Casa Editorial.

Tenorio, Mauricio. Hale , coord. Josefina Z. Vásquez, Mexico: El Colegio de México. del Valle, José and Luis Gabriel-Stheeman.

Luis Gabriel-Stheeman and Jose del Valle. Weiner, Richard. Wright-Rios, Edward N. Searching for Madre Matiana: Prophecy and Popular Culture in Modern Mexico. Albuquerque: University of New Mexico Press. Zea, Leopoldo. El positivismo en México. Nacimiento, apogeo y decadencia.

Mexico: FCE. El Amigo de la Juventud [ Links ]. El Centinela católico [ Links ]. El Heraldo Católico [ Links ]. El Pájaro Verde [ Links ]. El Relámpago [ Links ]. El Tiempo [ Links ]. La Voz de México [ Links ].

A menos que se indique de otra manera, todas las traducciones usadas son mías. Vásquez Mexico City: El Colegio de México, , Anderson, Imagined communities: reflections on the origin and spread of nationalism New York: Verso, Rama, Historia de las relaciones culturales entre España y la América Latina: s.

XIX Mexico: Fondo de Cultura Económica, See especially Hobsbawm, Nations and nationalism since programme, myth, reality Cambridge: Cambridge UP, Jose del Valle and Luis Gabriel-Stheeman. London: Routledge, , New York, N. Y: Berghahn, , 2. Fields, The elementary forms of the religious life New York: The Free Press, , Nacimiento, apogeo y decadencia México: FCE, Beezley, Judas at the Jockey Club and other episodes of Porfirian Mexico Lincoln: University of Nebraska Press, See also John Stubbs Brushwood, Una especial elegancia: narrativa mexicana del porfiriato Mexico: UNAM, For education debates, see especially Charles A.

Hale, Transformation of liberalism in late nineteenth-century Mexico Princeton, NJ: Princeton UP, Wright-Rios, Searching for Madre Matiana: prophecy and popular culture in modern Mexico Albuquerque: University of New Mexico Press, , Wright-Ríos, Searching for Madre Matiana …, Puebla: BUAP-Secretaría de Cultura-University of Saint Andrews, , José del Valle.

Cambridge: Cambridge UP, , Pickering ed. discursos, etc. On account of these reasons, we have worked assiduously to collect many vicious expressions and phrases that we have heard among citizens and read in newspapers, printed books even in dictionaries!

Also see Joaquín García Icazbalceta and Luis García Pimentel, Vocabulario de mexicanismos , México: Tip. La Europea, de J. In the journalism of olden days…it can provide evidence of the use, whether it be good or bad, of certain registers.

Rather, we should consider the proof of current usage of words. La imprenta debe de ser vehículo de un magisterio santo, no el arsenal donde se fabrican elementos que llevan por todas partes la ruina y la desolación. The printing press should be a vessel for sacred edification, rather than an arsenal where one produces elements that transmit ruin and desolation.

El Diccionario es un cordón sanitario entre España y América. No queremos contagio americano. The Dictionary is a sanitary barrier erected between Spain and the Americas. Also see Víctor Goldgel Carballo, Cuando lo nuevo conquistó América: prensa, moda y literatura en el siglo XIX.

Cuando son tantos los escritos anticristianos que se introducen en los hogares envenenando las almas, consuela el que haya escritores…que defiendan […] principios del Catolicismo. A mi adorada madre, la Sra. Victoria G. Nevertheless, it has not been possible to throw to the Bible to abysms, a book that—even if it has been read and re-read the world over—is constantly sought after by men of science, of talent, and erudition.

Carta abierta al señor Presidente de la República don Francisco I. Detailed facts hardly mattered, and the narrative remained simplistic, shrill, and repetitive.

Nonetheless is also proved compelling and many Catholics at the time. Liberty, or better said, the runaway press, is a two-sided sword. Y hace confesión general. O muy yankee! Y por eso, ellos, los anticaldistas susodichos, están crudos en palabras, obras y pensamientos. Cuando hablan tienen crudezas en el lenguaje.

Daré algunos ejemplos. El Sr. Ángel de la Peña es un entusiasta y celoso guardián del idioma castellano, y quisiera tender en torno de éste, más que un cordón sanitario que lo preservara de la entrada de palabras extranjeras, la muralla de China, cerrando así el paso a todo bohemio inmigrante.

Ángel de la Peña is an enthusiastic and zealous guardian of Castillian, and would prefer to rope it off, using far more than just a sanitary barrier that safeguards it from the entrance of foreign words.

This is an open-access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution License. Servicios Personalizados Revista.

SciELO Analytics Google Scholar H5M5. nueva página del texto beta Inglés pdf Articulo en XML Como citar este artículo SciELO Analytics Traducción automática.

Cátedra,Multipliacdor. Estos Aventura de Pago Slots rasgos Pienso en la performance en las Llars Mundet. La declaración mortuoria de Dios, se presenta en tres partes claramente distinguibles. Gaillour trad. Les veo yendo en patera a Marruecos.

Video

MULTIPLICACIÓN y DIVISIÓN con RADICALES ✅ Desenfreno de Multiplicador Radical

Author: Shakagal

4 thoughts on “Desenfreno de Multiplicador Radical

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com